ESTA HISTORIA VA CONTIGO

Capuchinas de Barbastro. JLP.Las tres últimas hermanas del convento que la orden de las Madres Capuchinas tenía en Castellón desde hace 319 años se despedían este miércoles de sus feligreses para incorporarse al convento de Barbastro en el barrio del Entremuro donde formarán parte de una comunidad más numerosa.

Las tres hermanas recibieron un emotivo adiós del barrio de la calle Núñez de Arce y Gobernador durante la misa de despedida que presidió el obispo de la diócesis Segorbe-Castellón, Casimiro López Lorente, y concelebrada por siete sacerdotes, y a la que asistieron más de un centenar de personas. También asistieron a la misa de despedida la abadesa y las ocho hermanas que se harán cargo del convento castellonense y que pertenecen a la Congregación de las Esclavas del Santísimo Sacramento y de la Inmaculada.

Las tres hermanas Reginas, Rosalía y María Isabel se encuentran ya en el convento de las Capuchinas de Barbastro. Las capuchinas castellonenses se desplazaron hasta la ciudad del Vero sólo con sus pertenencias personales y no con el patrimonio de la orden que tras una larga polémica sobre su posible traslado a Barbastro se ha quedado finalmente en Castellón. Allí permanecen los restos de la beata de la orden sor Isabel Calduch, así como un rico patrimonio compuesto por varios cuadros de Zurbarán, tal y como deseaban las instituciones políticas castellonenses.

TELEFICHAJE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here