ESTA HISTORIA VA CONTIGO

El PP pide la dimisión del presidente de la Institución Ferial de Barbastro (IFB), Jesús Lobera, tras conocer que la Inspección de Trabajo ha sancionado a la entidad por obligar «a un trabajador a realizar tareas que no le correspondía».

Lobera, Cosculluela y Guiral durante una rueda de prensa. JLP.La inspección laboral se realizó en el mes de marzo y como consecuencia de la misma se emitió una sanción de 600 euros a la IFB, dando la razón al trabajador que denunciaba que se le atribuían unas tareas que no le competían.

Desde el PP critican el trato que se da desde la presidencia de la entidad ferial a alguno de sus trabajadores. «No podemos tolerar que un concejal de nuestra ciudad trate de semejante manera a ningún trabajador y el alcalde debería tomar medidas inmediatas, a no ser que él también esté de acuerdo con este comportamiento», afirmaban ayer en nota de prensa.
Por su parte, desde la Institución Ferial de Barbastro indicaron que esta sanción fue comunicada en su día al Patronato de la Feria y se explicó que la entidad consideraba que dicho trabajador debería realizar unas tareas determinadas, que a juicio de este operario y de Inspección no le corresponden. Achacan la divulgación de esta sanción en una nueva maniobra más del PP en su crítica a la feria.

Asimismo piden que se deje trabajar a la entidad que ya está llevando a cabo la comercialización de la 51 edición de FERMA y se anuncia que en breves días se presentará al Patronato el nuevo plan de medidas para continuar con actividad ferial en Barbastro a pesar de la ausencia de fondos públicos del Gobierno de Aragón y de la Unión Europea.

Desde el PP consideran que esta sanción contribuye a dejar la situación de la IFB «cada vez más degradada y es ya irreversible».

Recuerdan que la IFB ha tenido que recibir un anticipo de 40.000 euros del Ayuntamiento, que están sirviendo para pagar las nóminas, «sin haber un plan de viabilidad, sin aclarar qué va a pasar con sus trabajadores, sin estar aprobado el calendario de Ferias de 2012 y sin solucionar la refinanciación de los 485.744 euros de deuda».

También indican que el presidente Lobera «mintió» cuando «culpó al Gobierno de Aragón, por el retraso de las subvenciones pendientes, de no pagar las nóminas de los trabajadores». Los populares recuerdan la contestación dada en Cortes por el consejero Aliaga a una pregunta de CHA a este respecto el 12 de abril en la que aseguró que la mayoría de las subvenciones que no se han recibido ha sido por incumplimientos en la ejecución y justificación de las actividades.

Desde el PP acusan tanto al alcalde, como presidente de la primera entidad patrocinadora de la feria, como a Lobera de llevar «con su irresponsable e incompetente gestión a la IFB prácticamente a la quiebra, que nos está costando y va a costar muchos miles de euros a los ciudadanos de Barbastro. Dinero que en estos momentos sería muy necesario para hacer políticas e inversiones generadoras de empleo».

El PP recuerda que se ha solicitado en varias ocasiones que se realice una Auditoría Externa Económica y de Gestión de la IFB, así como que se fiscalicen las cuentas desde la Intervención, y que se justifiquen las cantidades que el Ayuntamiento aportó a la IFB. Todas estas medidas fueron rechazadas por el Ayuntamiento.

«No entendemos cuál es el continuo interés por querer ocultar las cuentas de la IFB, demostrando poca transparencia y poniéndola constantemente bajo sospecha, si según dicen, todo se realiza correctamente», afirman en el comunicado.

TELEFICHAJE

2 Comentarios

  1. Estos socialistas… Va a ser, pues, que el culpable será el PP, y de no ser por este partido posiblemente los ciudadanos no nos hubiéramos enterado de la multa. ¿Se imaginan ustedes si esta sanción la imponen teniendo la presidencia de la IFB el PP? La de críticas que le hubieran caído por no tener la debida consideración con los trabajadores… Y para los responsables actuales de la Feria, tan partidarios que son  -y eso está bien que no lo critico- de defender los derechos de los trabajadores, por una vez -esperemos que no sirva de precedente- no los han debido tener demasiado en cuenta. Soy de la opinión que el presidente debería dimitir, pero no sólo por ésto, sino por una gestión, a mi entender, muy desacertada. Aunque seguramente no lo hará, y tal vez, quien sabe, porque no se pueda decir que dimitir es desertar. 

  2. Yo dudo de que Jesús Lobera haga algo que no tenga el visto bueno de Antonio Cosculluela, al que se le debe recordar que el dinero público no es de los políticos que lo conceden, es de todos, y se debe administrar con total transparencia. Y esas cuentas de la Institución Ferial deben hacerse públicas cuánto antes. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here