NdP.
Induráin conversa con Ballesteros en la vía verde. El pasado viernes 13 de Julio, Miguel Induráin se unió al grupo de Diego Ballesteros en su ruta Madrid-Londres en handbike. Era la etapa novena del aragonés, salían de Irurtzun y pretendían llegar a Irún. Induráin hizo de guía por tierras de Navarra. Un gran pelotón venido de diferentes rincones de España se unió a Induráin y Ballesteros para recorrer la vía verde de Plazaola, una antigua vía férrea que va desde Lekunberri (Navarra) a Andoain (Guipuzcoa).

El día se inició viendo por la televisión el encierro de San Fermín, Induráin manifestaba: «si puedo, no me los pierdo».

TORNO DE BUERA VERANO 2020

Comenzaron pedaleando sobre las 9:00 h para recorrer los 14 km que separan Irurtzun de Lekunberri. Miguel conversaba con todos los asistentes como uno más del pelotón, respondía a las preguntas de los curiosos sobre los rivales más difíciles, los puertos más duros del tour y los mejores momentos vividos en su época de profesional. Los lugareños se sorprendían al ver la pentacampeón del Tour junto al handbiker y los amigos que se unieron a pedalear por vencer la discapacidad.

Ballesteros e Induráin. Ballesteros manifestaba su emoción: «Pedalear junto a Miguel ha sido algo increíble, no sólo por lo que es y ha logrado, sino por su maravillosa forma de ser. Su humildad y cercanía con todos los asistentes ha sido sorprendente, sin duda, es un ejemplo para muchos y principalmente para los que pasan momentos difíciles. Induráin ha luchado por ser el campeón que es, se ha esforzado por lograr sus sueños y ese es el mensaje que transmite. Querer es poder»

Coronado el puerto de Uitzi, el gran campeón Miguel Induráin se despidió de los participantes que continuaron hasta San Sebastián, pedaleando por la Concha y de allí hasta Irún. Una etapa que nunca olvidaran los que acompañaron a Ballesteros en su reto de unir el sueño olímpico de Madrid 2020 con los Juegos Olímpicos de Londres.

Montañeros de Aragón, el Club Ciclista Barbastro y la Plataforma Barbastro en Bici acompañaron a Diego. Pero Diego Ballesteros no ha dejado de pedalear y tras llegar a Irún se ha plantado en dos días en Pau (Francia). Pretende ver el final de etapa del Tour el 16 de julio, recibir el premio Retto por sus valores y forma de afrontar la vida, y continuar el 17 de julio su camino a Londres pedaleando con el equipo Movistar en su día de descanso.

Ballesteros valora el trayecto recorrido desde Madrid a Pau: «La handbike es un deporte muy duro ya que con la fuerza de los brazos debo arrastrar la bici y mi cuerpo, tras subir el puerto de Navafría pensaba que mis bíceps no soportarían la ruta así que baje mucho el ritmo y gracias a unas intensas sesiones de fisioterapia he podido evitar la tendinitis. Superado esos primeros problemas físicos, me he encontrado mucho mejor y tras superar el País Vasco y los Pirineos, he entrado en Francia con las energías renovadas. Veo factible llegar a Londres ese 30-31 de julio pero falta mucho por recorrer y quiero ser precavido»

Salida en Vitoria. El aragonés Diego Ballesteros, que tras unir en el 2008 la Expo de Zaragoza con los JJOO de Pekín, sufrió un atropello en 2010 mientras participaba en la Race Across America, una carrera de resistencia ciclista que cruza EEUU de costa a costa, el resultado fue una lesión medular que le impide volver a caminar. En el 2012, lejos de venirse abajo, se ha planteado un nuevo reto, unir Madrid con Londres usando una handbike, una bicicleta de tres ruedas que se propulsa con los brazos.

Declara: «Los principales motivos que me impulsan a hacer esta aventura es animar a personas con discapacidad o a todos aquellos que pasan momentos complicados a luchar por superar esas dificultades. No hace falta plantearse grandes metas, sólo intentar superar esos pequeños obstáculos del día a día y si lo logramos, terminaremos siendo mucho más felices»

Diego en pleno pedaleo.Ha llamado a su proyecto «Pedalea por vencer la discapacidad» y pretende que muchas personas se unan en sus etapas formando un gran pelotón que pedalee por su causa. Todo con un trasfondo olímpico, Ballesteros lleva en su maillot el lema «Un sueño Olímpico, MADRID, An Olympic dream» para difundir por todos los lugares que recorre el sueño Olímpico de la capital española. Como el dice : » en 2020 si o si»

La autocaravana donde descansa Diego y su equipo ya está instalada en Pau, cerca de la Estación de Tren para poder disfrutar el 16 de julio del Tour de Francia.

GOB ARAGON surge

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here