Dos de las hermanas con la dirección de Riosol y los residentes. JLP.La Congregación de las Hermanas de Santa Ana, dentro de sus planes de reorganización interna, ha tomado la decisión de retirarse de la residencia de ancianos “Riosol”, en la que han venido prestando servicio varias monjas (entre cinco y nueve) desde la puesta en marcha en 1986.

Las Hermanas de Santa Ana llegaron a Monzón en 1892, así que se cumplen 120 años de actividad sin interrupción en los campos sanitario y educativo. En el primer ámbito, trabajaron en el antiguo Hospital de San Francisco, y cuando este fue clausurado por amenaza de ruina (1977), en la casa de los sindicatos de la calle Galicia, donde se habilitó el centro asistencial de forma provisional. Luego llegó la residencia municipal “Riosol”.

CAMINO DE SANTIAGO

En la actualidad, en “Riosol” trabajan cinco hermanas: Rosario (superiora y enfermera), Montserrat, Adela, Virginia y Saturnina. El Patronato y la dirección de la residencia valoraran la “entrega” de las religiosas, su predisposición para afrontar las labores cotidianas y el “ánimo siempre optimista”.

La ceremonia oficial de despedida tendrá lugar el próximo sábado, uno de septiembre:

** A las ocho de la tarde, misa en la catedral de Santa María.
** A las nueve menos cuarto, acto de reconocimiento del Ayuntamiento (palabras y entrega de un presente) en el salón social de la parroquia.

DPH BECAS ARTÍSTICAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here