RENOVE MARIÑO

Un juglar explica las historias del castillo. FJP.Una tropa de ciudadanos tomaron en la noche del martes el castillo templario de Monzón. En esta ocasión ni fueron las tropas de Artal de Luna, mandadas por Jaime II, ni los monjes guerreros que moraron la fortaleza. Fueron alrededor de medio millar de curiosos no sólo de Monzón y comarcas vecinas, sino también de Cataluña y Francia que atraídos por la singular iniciativa de la Concejalía de Turismo secundaron la llamada para participar en una visita teatralizada al castillo.

La gran acogida que tuvo esta iniciativa ha motivado que el concejal de Turismo, Jesús Guerrero, apueste por su continuidad en ediciones posteriores «ya que con un mínimo coste hemos conseguido un gran impacto de visitantes al castillo», explicaba ayer más que satisfecho por el notable éxito de la propuesta.

Numeroso público en el castillo. FJP.«Esperábamos entre 150 o 200 visitas», reconocía Guerrero, pero sus expectativas se quedaron cortas ya que medio millar de personas asistieron a una singular lección de historia de Monzón y de Aragón que tuvo uno de los mejores marcos posibles.

La visita arrancó pasadas las 22.30 de la noche del martes. Teresa Mumbiela, guía turística, asumió el papel de cicerone y ofreció una explicación de la historia del castillo y la de sus inquilinos más conocidos (entre ellos los musulmanes que levantaron la fortaleza, los templarios que educaron en sus muros al príncipe Jaime I, pero también las tropas francesas en la época Moderna), así como el devenir de la construcción de los edificios y los usos que se les dieron).

El actor explicó la presencia templaria. FJP.La parte teatral corrió a cargo del actor Jesús Pescador, de la compañía ‘Los Navegantes’, quien interpretó varios personajes: un pastor, un juglar moro, el rey Jaime I, un templario…

La mezcla de la información de Mumbiela y los chascarrillos de Pescador satisfizo al público. La primera se ciñó a los libros de historia y el segundo echó mano del humor y la ironía, con acierto y desparpajo.

Fue una noche de excelente temperatura y que aglutinó a público de todas las edades. Otro de los atractivos de la velada fue las espectaculares vistas desde la ciudad que ofrecía el castillo que fue iluminado, así como la inspección de los rincones del castillo por parte de los más pequeños que nunca habían visitado el monumento histórico-artístico nacional.

El concejal de Turismo recalcaba que con esta actuación se ha batido el récord de visitas en un día a la fortaleza y que se ha superado el número de visitantes del pasado mes de agosto, uno de los meses de mayor tránsito. Asimismo anunciaba que para el próximo año se repetirá esta iniciativa nocturna y «se plantearán líneas de dinamización turísticas ligadas al comercio y a la hostelería, pues los bares y restaurantes presentaban un gran ambiente el martes».

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here