monzón 2

Los vecinos de Adahuesca volvieron a escuchar setenta años después las armónicas melodías procedentes del nuevo órgano, que ayer se inauguró con una misa cantada y un concierto, y que restituía al anterior destruido en la guerra civil.

El Coro de Adahuesca cantó en la misa. Foto JLP.El nuevo órgano ya fue bendecido en mayo por el obispo de Huesca Jesús Sanz cuando acudió a la iglesia parroquial de San Pedro para impartir la confirmación. Pero la Fundación de las Santas Nunilo y Alodia -integrada por empresarios locales, Ayuntamiento, parroquia, asociación de mujeres, y personas vinculadas a Adahuesca-, que ha sufragado la adquisición del órgano más la rehabilitación del coro de la iglesia, decidió que el instrumento debía sonar por primera vez ayer, el día de la fiesta grande.

varios

La organista de Torreciudad, Maite Aranzabal, lo estrenó durante la misa mayor cantada por el Coro de Adahuesca, celebrada al mediodía y que fue presidida por el abad de la comunidad benedictina del monasterio de Leyre, donde se encuentran algunas reliquias de las santas locales. Ya por la tarde, Aranzabal ofreció el concierto inaugural.

Maite Aranzabal interpretó el concierto inaugural. Foto JLP.El instrumento ha sido construido por el organero navarro Santiago Orta y cuenta con 1.200 tubos de metal. La inversión total, a la que hay que añadir la obra civil del coro, ha ascendido a cerca de 190.000 euros.

La Fundación local tiene el objetivo de recuperar y poner en valor el patrimonio de esta localidad del Somontano. Las primeras actuaciones se están centrando en la iglesia parroquial. Así tras la recuperación del coro y la compra de un nuevo órgano, el siguiente paso será la reconstrucción de la sillería del coro, también destruida en la guerra civil, así como la renovación de los bancos del templo.

El órgano sonó ayer por primera vez. Foto JLP.Francisco Franco, presidente de la Fundación, calificó el de ayer como «uno de los días más solemnes del pueblo», y se mostraba satisfecho por haber recuperado «un órgano que al igual que el retablo fue destruido en la guerra».

Este municipio de cerca de doscientos habitantes celebra estos días sus fiestas en honor a las Santas Nunilo y Alodia, unas jornadas festivas que recuerdan una historia y tradición del municipio que se remonta al año 840.

El presidente de la Diputación, Antonio Cosculluela, y la alcaldesa de Adahuesca, María Pilar Vidal, así como el vicepresidente de la Comarca de Somontano, Santos Lalueza, compartieron con vecinos y visitantes actos como la misa mayor y la procesión celebrada a su término.

Cosculluela y la alcaldesa Pilar Vidal, en misa. Foto JLP.La alcaldesa María Pilar Vidal se mostraba ayer feliz por la recuperación del órgano: «Es un día grande para Adahuesca. El órgano era una pieza importante de nuestra iglesia y aunque no sea el mismo, tenemos un nuevo órgano que suena de maravilla, por lo que estamos muy contentos».

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here