ciudadanos

FERMA acogerá la exposición «Veinte años d feria» que conmemora el vigésimo aniversario de la constitución del a Institución Ferial de Barbastro.

Se trata de una exposición que recorre cronológicamente los principales hitos de estas dos décadas y los datos más representativos de la tradición ferial barbastrense: desde los orígenes remotos del S.XII, pasando por la reactivación de la actividad ferial en 1962 con la celebración de la «Exposición de maquinaria agrícola y del automóvil e Barbastro», hasta la creación de la red de plataformas feriales – Plataforma de Eventos Pirineos (PEP)- ratificada el pasado año.

GOB ARAGON surge

Maquinaria agrícola en FERMA. Foto JLP.Desde su constitución como institución con plena personalidad jurídica en 1989, la Feria de Barbastro ha apostado por la introducción de nuevas ferias en su calendario, por la profesionalización y por la internacionalización de sus certámenes, junto a sus socios franceses de Saint – Gaudens y Tarbes. Una apuesta que la ha llevado a convertirse en una de las activas y prolíficas del panorama aragonés, y que proyecta a la ciudad del Vero dentro y fuera de las fronteras aragonesas.

Actualmente la Feria de Barbastro celebra once certámenes, convoca anualmente a más de 30.000 visitantes y 200 expositores llegados de varios rincones del país, así como de Francia.

Recinto ferial de Barbastro. Foto JLP.La ocupación de plazas hoteleras, la contratación de personal, así como otros factores, repercuten directamente en la economía local. Un motor de dinamización y desarrollo de barbastro y el Somontano que basa su estrategia en la promoción de sectores y recursos de la zona (como el medio ambiente , el turismo y la agroalimentación) así como en incentivar el comercio local a través de la celebración de certámenes comárcales, cuyo mayor representante es FERMA.

Pasado ferial

Todos estos frutos son el resultado de una herencia ferial de ocho siglos, que le ha valido a Barbastro el sobrenombre de «ciudad de ferias». Y es que desde la Edad Media Barbastro es por concesión real sede de mercados y ferias que han atraído a las gentes del llano y la montaña. Las primeras alusiones de las que se tiene constancia escrita de la actividad ferial datan del mes de octubre del año 1100 cuando el rey Pedro I de Aragón y Navarra concede fueros a los pobladores del castillo de Barbastro. Más adelante, en 1512, la reina Germana de Foix concede a la ciudad la facultad de organizar una feria anual, la Candelera, que se ha mantenido hasta nuestros días y que se celebra cada 2 de febrero.

Feria de la Candelera. Foto JLP.El dinamismo emprendedor de la sociedad barbastrense reactivó hace 48 la actividad ferial en la ciudad mediante la recuperación de la feria de agosto (llamada en otros tiempos Feria de San Bartolomé) y que empezó por denominarse «Exposición de maquinaria agrícola y del automóvil de Barbastro».

La evolución de los años cambió su denominación (FEMAARCA, FERMA) y su ubicación, pero mantuvo su esencia comercial y emprendedora, lo que la ha llevado a convertirse en el certamen más importante del Alto Aragón y el segundo aragonés tras la feria del Pilar de Zaragoza.

Esta trayectoria desembocó en la constitución de la Institución Ferial de Barbastro (IFB), que fue sin duda uno de los hitos de la historia local que convirtió la tradición ferial en la seña de identidad de Barbastro.

La exposición que se podrá ver en el «bunker» del recinto ferial quiere a través de grandes fotografías y paneles explicativos reconocer el trabajo de las personas e instituciones que han colaborado en el nacimiento y desarrollo de la IFB.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here