ciudadanos

La empresa química catalana Campi y Jové SAU ha adquirido la fábrica de la firma Massó y Carol ubicada en el polígono industrial Valle del Cinca de Barbastro que había presentado en julio de 2010 un concurso voluntario de acreedores.

El administrador concursal dio por finalizado el pasado mes de diciembre el concurso de acreedores y procedió a su liquidación. Se sucedieron varias subastas que quedaron desiertas, hasta que Campi y Jové SAU adquirió la planta a mediados de este verano. En agosto inició los trámites para que comenzar a producir desde Barbastro. La firma catalana se ha hecho cargo de los adeudos de Massó y Carol que debía importantes cantidades a proveedores de la zona así como cinco nóminas a los 8 trabajadores.

GOB ARAGON surge

La nueva empresa ha mantenido estos ocho puestos de trabajo y en sus intenciones está ampliar la plantilla.
Realizados todos los trámites administrativos, Campi y Jové SAU está trabajando ya para que la planta química del polígono industrial Valle del Cinca vuelva a producir.

La reactivación del tejido industrial barbastrense generó la satisfacción tanto en el mundo empresarial como sindical comarcal. Desde la Asociación de Empresarios del Polígono Valle del Cinca su presidente Conrado Chavanel aseguraba que se trata de «una pequeña alegría para el polígono porque se produce una mejora. Los responsables de la empresa han estado durante estos meses trabajando para solucionar la tramitación administrativa del concurso de acreedores que era complicada y se han presentado a la asociación. Es una vuelta a la normalidad, es una alegría porque aquello se desbloque ya que tenían una solución complicada».

Desde los sindicatos valoraban el hecho de que la empresa haya dado continuidad a los puestos de trabajo y que la actividad vuelva a producir.

Campi y Jové SAU elabora una completa gama de componentes químicos para la industria, la cosmética y perfumería, detergentes, resinas y aditivos, tratamientos de aguas, carreteras, aditivos para cauchos y plásticos, así como para el papel y cartón entre otros productos.

Las instalaciones de la fábrica barbastrense tienen una superficie de 16.200 metros cuadrados, de los cuales la mitad de ellos son instalaciones industriales.
Campi y Jové, S.A. tiene su sede centran en Barcelona pero dispone de oficinas de venta y delegaciones en Madrid, País Vasco, Valencia y Portugal.

Por lo que respecta a Massó y Carol cabe recordar que su llegada a Barbastro se produjo a raíz de la firma de un convenio entre el departamento de Industria del Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento en 2005. El proyecto fue lento y nunca llegó a cumplir las expectativas marcadas inicialmente. En 2009 construyó una nueva planta con la que comenzó a producir y comercializar sus productos químicos a mercados nacionales e internacionales. Pero los problemas económicos motivaron que en julio de 2010 tuviera que recurrir al fallido concurso voluntario de acreedores que ha culminado con la liquidación de la planta barbastrense.

dph

2 Comentarios

  1. És una buena notícia que además desmiente a los energúmenos que braman contra los catalanes y llaman a hacerles boicot de sus productos.
    Ellos no boicotean, ellos madrugan trabajan y si pueden salvar una empresa , la salvan, no la cierran, a ver si algun dia aprendemos a hacer lo mismo

  2. Que aquí se brama contra los catalanes??!!Al pijaito este del comentario anterior nadie le ha contado nada del expolio de bienes, recursos y población que secularmente ha sufrido Aragón, principalmente por Cataluña, no por nada, sino por la proximidad y por la tibieza en defender lo nuestro?Pues que escuche a los «primos» de los catalanes(valencianos) esos si que los «quieren»,,,

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here