Ramón Campo, secretario comarcal de CC.OO Somontano.
En un mundo tan convulso como este, en el que tenemos la SUERTE de vivir, dominado por pocos y sufrido por muchos; donde los alimentos matan en el norte (por abundancia) y en el sur (por escasez); donde el trabajo en desequilibrio despersonaliza; con un retroceso de derechos en las últimas legislaturas de más de treinta años; donde nos hacen creer que quienes menos importancia tienen parecen acumular las causas de esta crisis; con una vorágine insaciable en los que dominan el sistema financiero desde la cumbre de Davos (la central de los grandes negocios) y el club Bilderberg (grupo de los selectos que deciden por todos); con un crecimiento constante de la desconfianza en todo lo que tiene algún tinte social; donde se aumenta la edad de trabajo cuando los jóvenes no lo tienen; donde hay familias que se agarran a los abuelos para poder sobrevivir; donde se invierten miles de millones en ir a Marte y dos mil millones de personas carecen de agua potable y 60.000 personas al día mueren de hambre; donde existen 400millones de niños esclavos y un 60% de la clase trabajadora carece de contrato laboral; donde el negocio de las armas sigue siendo uno de los más rentables, favoreciendo la creación y continuidad de las más de 70 guerras existentes en la actualidad; donde resulta casi imposible cultivar lo necesario sin aplicar la química multinacional contra la enfermedad que nos han vendido en la misma planta; donde sólo hay rescate para la banca y sus agujeros negros sin repercutir en los ciudadanos, y no para las pequeñas empresas, sanidad, educación, dependientes y parados sin prestaciones…

Es en este mundo, y no en otro, en donde tenemos que agudizar la mente para vivir con la máxima dignidad posible. Todo lo anterior nos va llevando al ostracismo (“total para que voy a ir; no merece la pena hacer nada por los demás; sálvese el que pueda; no se consigue nunca nada”).Las posibilidades de manipulación son inversamente proporcionales a la cultura, capacidad de relación, diálogo y comunicación que poseen los individuos. El miedo, el individualismo y la inseguridad son terrenos abonados donde resulta más fácil la acogida de las consignas de quienes los generaron. La racionalización y la reflexión compartidas tienen más sentido haciéndonos más felices y ayudándonos a descubrir un aspecto fundamental de las personas: su ser social. Quieren que seamos islas pero no lo somos precisamente por ser humanos. Nadie nos puede anular la capacidad de escuchar, leer libros sobre el análisis de la situación actual, contrastarlas con familiares, vecinos y compañeros; participar en asociaciones y animar a compartir nuestras preocupaciones sobre la vida real; asistir a actos concretos, organizados por cualquier grupo para informar en la línea de concienciarnos sobre la realidad que estamos viviendo. Compartir lo nuestro nos humaniza.

Del 20 al 25 de agosto se celebró un curso NORTE-SUR: “Crisis global hacia un mundo de esclavos”, celebrado en Torremocha del Jarama (Madrid) y organizado por el Movimiento Cultural Cristiano en la casa EMAUS. Días intensos, profundos y enriquecedores donde se impartieron quince conferencias para ayudarnos a analizar la realidad sobre la crisis mundial (permanente para los pobres); la pobreza en España por un miembro del equipo de estudios de Caritas; la prostitución como esclavitud y negocio; las mentiras que nos cuentan sobre el aumento de la demografía mundial; la realidad de los empobrecidos en Colombia y en Venezuela; la inmigración, ¡víctima no verdugo!; la economía, especulación y usura; ¿quién mueve los hilos desde la sombra?; el negocio del agua acosta de los pobres; la explotación, guía del nuevo orden mundial; experiencias de lucha no violenta protagonizadas por los pobres en Colombia y Venezuela; la solidaridad, única respuesta a la crisis y proyección del montaje sobre los 25 años de Campaña por la justicia en las relaciones Norte-Sur.

Esta experiencia fue enriquecida por el trabajo y la reflexión de profesores de universidad y la vida concreta de personas cristianas implicadas en la lucha liberadora de los pobres en América Latina.

De entre todas las conferencias destaco la impartida por D. Arcadi Oliveres, profesor de economía aplicada en la Universidad Autónoma de Barcelona y presidente de Justicia y Paz de Cataluña, sobre el “El poder en la sombra. ¿Quién mueve los hilos?, de la que no puedo resistirme a compartir con sus lectores algunas de sus aportaciones que pueden ayudar a implicarnos en la detención de la crisis desde lo nuestro.

Ante las perversiones financieras que nos taladran en los medios de comunicación, el conferenciante propone una acción social en contra de los planes de pensiones porque se han convertido en los principales cómplices de la especulación financiera mundial con inversiones en armamento y en el control de los precios en los alimentos básicos; debemos luchar contra el fraude fiscal y los paraísos fiscales; defender la nacionalización de la banca para que facilite créditos asequibles a pequeños empresarios (que son el 90% en España) y a los ciudadanos; ir dando pasos para que nuestra economía oriente su futuro hacia la capitalización-ahorro y abandone su absoluta dependencia de la financiación ajena; la banca ética debe ser apoyada y controlada su inversión por los propios partícipes; es urgente una nueva reorientación de los sistemas fiscales hacia la redistribución, haciendo que el Estado recaude más dinero de los impuestos directos (los que recaen sobre las rentas y el patrimonio) que de los indirectos (IVA); en la actualidad del dinero recogido por el estado español, el 51% se queda en el gobierno central; el 35% va a las autonomía y sólo el 14% a los municipios (en Suecia los municipios gestionan el 55% del presupuesto nacional). Debemos generar conciencia para conseguir una democracia ciudadana participativa que cree grupos de presión para conseguir la descentralización del poder y la transparencia política.

Observando todos estos frentes se puede decir que actuar es posible y que la esperanza del cambio no la debemos perder nunca.

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here