La empresa Brilén Novapet de Barbastro ha comunicado al comité de empresa el cierre temporal de una de sus plantas Poli 1, de producción de pet, por el descenso de las ventas. La dirección de la industria textil aragonesa, perteneciente al grupo SAMCA, ha decretado el cierre de esta planta durante los próximos dos años 2013 y 2014.

Este cierre afectaría alrededor de una treintena de trabajadores, el 20% de la empresa que cuenta con 270 empleados. Entre estos trabajadores que perderían su puesto de trabajo se encuentran técnicos, personal de mantenimiento y laboratorio y otros.

ECOEMBES COMARCA

El cierre se hará efectivo a partir de próximo mes de febrero y hasta entonces se abre un periodo de negociación entre dirección y comité de empresa.

Las negociaciones con los trabajadores afectados comenzarán el viernes 29 de noviembre. La dirección ha establecido un mes de plazo para que el comité presente sus propuestas. Hasta el 15 de enero, los representantes de los trabajadores deberán presentar alternativas para reducir el número de afecciones y en caso de no llegar a un acuerdo con la dirección, Brilén Novapet aplicaría un despido objetivo.

El sindicato UGT ha convocado el lunes a sus representantes del comité de empresa para estudiar los datos aportados por la dirección y analizar posibles alternativas que podrían ser las prejubilaciones, reorganización de la planta, reducciones de jornada o en el peor de los casos el despido de algunos de los trabajadores pero no su totalidad.

«No es definitivo»

El secretario comarcal de UGT, Miguel Ángel Colomina, recordó que este tipo de situaciones se han producido en otros años coincidiendo con el final del ejercicio y la planificación de la producción, por parte de la empresa, del año siguiente, y que no tienen porqué llegarse a aplicar si se consigue un consenso o nuevos mercados.

«La empresa cuando acaba el año suele de hacer una previsión de ventas y gastos y de plantilla para el año que viene y ha lanzado esto a los trabajadores, pero hay que estudiar por qué se cierra, porque las ventas de Brilen fluctúan mucho al contar con mercados internacionales que pueden surgir en cualquier parte. Hay que sentarse, hablar, negociar y defender los puestos de trabajo», aseguró Colomina.

Desde este sindicato se recalca que este anuncio es «una primera toma de contacto» y recalcan que «no es definitivo porque de aquí a febrero pueden cambiar mucho las cosas». «De aquí, al resultado final puede variar, como y ya ha pasado muchas veces. Esto era algo que se había hablado pero no estaba claro. Siempre en estas fechas la empresa transmite al comité sus soluciones pero hay margen de negociación», recalcan desde UGT.

La última vez que Brilén Novapet cerró una planta fue en marzo de 2009. En este caso fue la de urdido y encolado y tras unas largas negociaciones se llegó a un acuerdo de 13 trabajadores prejubilados y otros 19 recolocados en otras secciones. El lunes el comité de empresa se reunirá para estudiar las posibles soluciones para tratar de evitar un despido objetivo en Poli 1.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here