Varios

Ficha técnica
Película: The master.
Dirección y guion: Paul Thomas Anderson.
País: USA.
Año: 2012. Duración: 97 min.
Género: Drama.
Interpretación: Joaquin Phoenix (Freddie Quell), Philip Seymour Hoffman (Lancaster Dodd), Amy Adams (Peggy Dodd), Laura Dern (Helen), Jesse Plemons (Val Dodd), Rami Malek (Clark), Ambyr Childers (Elizabeth Dodd), Kevin J. O’Connor (Bill William), Christopher Evan Welch (John More). Producción: Paul Thomas Anderson, Megan Ellison, Daniel Lupi y JoAnne Sellar.
Música: Jonny Greenwood.
Fotografía: Mihai Malaimare Jr.
Montaje: Leslie Jones y Peter McNully.
Diseño de producción: Jack Fisk y David Crank.
Vestuario: Mark Bridges.
Distribuidora: Alta Classics.
Estreno en USA: 21 Septiembre 2012. Estreno en España: 4 Enero 2013. Calificación por edades: No recomendada para menores de 16 años.

Sinopsis
«The master» narra las vicisitudes de un veterano de la Marina, Freddie (Joaquin Phoenix), que regresa inestable ePhoenix y Hoffman comparten premio al mejor actor por The Master. inseguro ante su futuro hasta que es atraído por la Causa y su carismático líder, Lancaster Dodd (Philip Seymour Hoffman).

DPH

Crítica por Fer Broto
Pasó por la pantalla del cine Cortés el último trabajo del reputado realizador norteamericano Paul Thomas Anderson, The Master, película que no es que estuviera aguardando impaciente su estreno, pero sí que tenía cierta curiosidad por verla, en parte por su reparto -soy un declarado admirador de Philip Seymour Hoffman, y Joaquin Phoenix me parece que tiene una carrera y una vida interesantes- y por su director que arrastra estela de niño prodigio desde sus inicios en finales de los noventa sobre todo a partir del estreno de Boogie nights, su 2º trabajo para el cine, en 1997.

Pero he de confesar que las expectativas no fueron cubiertas y el resultado fue más bien decepcionante. El principal obstáculo que tiene la cinta es que es lenta y aburrida y adolece de una falta de cohesión argumental, faltan algunas explicaciones sobre la evolución de los personajes y sobran pasajes que resultan intrascendentes. Al final da la sensación que más que una película nos encontramos más bien en una sucesión de pasajes, con una conexión a veces muy ligera.

Pero todo esto no convierte a la película en un bodrio y a Paul Thomas Anderson en un mal director, nada más alejado de la realidad, Anderson hace gala de su maestría técnica -una constante en la carrera del cineasta- de su preciosismo a la hora de la planificación; un buen diseño de producción, una buenas interpretaciones. Lo que sí me pareció demasiado arriesgada  fue la música de Jonny Greenwood.

El apartado de la interpretación es uno de los mejores, que se beneficia de la gran actuación de la pareja protagonista, sobre todo del gran Philip Seymour Hoffman. Joaquin Phoenix también realiza una composición compacta aunque necesitaríamos saber más de él, siendo el personaje más complejo. También está bien Amy Adams con un papel más pequeño.

En definitiva, nos encontramos ante una película bien realizada -tiene algunos planos realmente buenos- con buenas interpretaciones pero que a mí me resultó extremadamente larga y aburrida.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here