Varios

Ficha técnica

Película: La jungla: Un buen día para morir.
Título original: A good day to die hard.
AKA: La jungla 5 / La jungla de cristal 5.
Dirección: John Moore.
País: USA.
Año: 2013.
Duración: 97 min.
Género: Acción.
Interpretación: Bruce Willis (John McClane), Jai Courtney (Jack McClane), Sebastian Koch (Komarov), Rasha Bukvic (Alik), Cole Hauser (Collins), Yuliya Snigir (Irina), Mary Elizabeth Winstead (Lucy McClane).
Guion: Skip Woods.
Producción: Alex Young.
Música: Marco Beltrami.
Fotografía: Jonathan Sela.
Montaje: Dan Zimmerman.
Diseño de producción: Daniel T. Dorrance.
Vestuario: Bojana Nikitovic.
Distribuidora: Hispano Foxfilm.
Estreno en USA: 14 Febrero 2013. Estreno en España: 15 Febrero 2013.

GOB ARAGON surge

Sinopsis

Bruce Willis regresa como John McClane en «La jungla: Un buen día para morir». Una vez más, McClane se encuentra en el lugar equivocado en el momento equivocado cuando viaja a Moscú para averiguar el paradero de su hijo, Jack, que en su momento se alejó de él, y se queda atónito al descubrir que trabaja clandestinamente para proteger a Komarov, un delator de la corrupción imperante en el gobierno. Los McClane, que se juegan el cuello en la empresa, se ven obligados a superar sus diferencias para poner a Komarov a buen recaudo y frustrar un delito potencialmente desastroso en el lugar más desolado de la Tierra: Chernobyl.

Crítica por Fer Broto

La última aventura de John McClane fue la película que se estrenó -estreno nacional con el resto de capitales de España-La jungla: Un buen día para morir. el último fin de semana en el Cine Cortés de Barbastro. Y la verdad es que la experiencia resultó más bien decepcionante, en una de las sagas verdaderamente importantes en el género de acción, que la verdad merecía más.

Los culpables del estropicio son a todas luces el guionista, Skip Woods, y claro el director, John Moore, el primero porque elimina del libreto cualquier asomo de humor y le priva a John McClane de sus comentarios socarrones entre calamidad y calamidad y de sus rápidas replicas en sus conversaciones con el malo de turno, amén de una trama flojísima que parece una excusa para que se junten padre e hijo en un escenario propicio; y John Moore por su parte conduce la nave hacia ninguna parte, sin historia, sin ritmo, sin humor, sin acción -solo una escena de persecución, demasiado larga en mi opinión- sin tensión emocional, sin actores que lo saquen adelante, sin nada de nada, y con una ausencia total de personalidad.

¿Los actores? Pues están en la misma tónica que el resto del proyecto, da pena ver a Bruce Willis al que siempre le quedaba más que bien la piel de John McClane arrastrarse por la pantalla sin su humor negro y sin su sucesión de porrazos espectaculares, aquí se limita a dar unos cuantos tiros. Su compañero está todavía peor, el pobre Jai Courtney -al que ya vimos sin pena ni gloria en Jack Reacher– da la sensación de que el papel le viene grande, y eso que disfruta de tantos minutos como el mismo Bruce Willis, pero no consigue dar profundidad a un personaje plano y sin evolución, y muestra una total ausencia de química con su compañero de reparto, claro que es posible que con otro guion y bajo otra dirección hubiera podido realizar una mejor composición, pero parece que ha sido una pésima elección para revitalizar la franquicia.

Así que nos encontramos ante una mala película con un pésimo director, y ante una saga que muestra signos alarmantes de agotamiento, el único acierto que le veo es la duración, un poco más de 90 minutos, que aun así se me hicieron largos

SUSCRIPCION

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here