La dirección de Brilén Novapet y el comité de empresa hicieron efectivo ayer el acuerdo de regulación de empleo planteado por la industria tras el descenso de ventas en los mercados internacionales y que levó al grupo empresarial, perteneciente a la compañía aragonesa SAMCA, a anunciar el cierre de la planta Poli 1 que al final no se ha consumado. A pesar de ello la dirección ha mantenido su intención de suprimir 17 empleos, algunos de forma temporal y otros definitiva a través de prejubilaciones. Asimismo esta semana se anunciaba que en octubre realizará un paro técnico en la planta Poli 2 por un periodo de cinco meses.

El comité de empresa daba a conocer a la dirección los nombres de los 17 empleados que de forma voluntaria han aceptado las vías planteadas por la empresa ante la suspensión temporal de su puesto de trabajo. Los 17 trabajadores han podido elegir entre acogerse a la suspensión temporal de su puesto de trabajo, coger bajas incentivadas, prejubilaciones, etc.

varios

La aceptación de los 17 trabajadores se hizo efectiva ayer. La suspensión de estos puestos de trabajo se realizará de forma progresiva y en función de las necesidades hasta el mes de octubre.

El comité de empresa valoraba el acuerdo conseguido tras meses de negociación con Brilén Novapet y destacaba la voluntad de la firma textil de encontrar una salida negociada y menos traumática. La producción de textil se ha visto reducida en los últimos meses debido a la situación de crisis y en ese contexto la principal industria del polígono Valle del Cinca de Barbastro cerrará de forma temporal la planta de Poli 2. No se sabe si esta medida conllevará una nueva regulación de plantilla o si por el contrario el acuerdo alcanzado ayer para suspender de empleo a 17 trabajadores será suficiente.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here