NAVIDAD GOB ARAGON mitad

Las ganadoras. Foto Antonio Raya.El barrio del Entremuro despidió ayer sus fiestas con la celebración de la IXX edición de Gastromuro, el concurso de cocina más antiguo de Aragón y que premia un menú completo, incluido vinos, elaborados con productos autóctonos.

El certamen, que pretende rendir homenaje a la cocina tradicional aragonesa, reunió a 28 primeros platos, 21 segundos, 25 postres y 17 vinos cosecheros, todos ellos procedentes de vecinas y vecinos de Barbastro.

FRANCO MOLINA CENTRAL

Platos presentados al concurso. Foto JLP.El jurado, presidido por el representante de la Asociación de Hostelería de Huesca, José Antonio Pérez, estuvo formado por hosteleros de los restaurantes Mallacán de Aínsa, Flor, Pirineos, Sancho Ramírez, El Placer y San Ramón de Barbastro, Piscis de Monzón, Las Torres, Juliana y Venta del Sotón de Huesca, y Cocina Aragonesa y Gran Hotel de Jaca; las pastelerías barbastrense Iris y Güerri, el técnico de la D.O. Somontano Óscar Torres y el concejal Iván Carpi.

Durante las deliberaciones se repartieron 70 kilos de judías entremuranas entre los asistentes.

El jurado probando los postres. Foto JLP.Que el tomate rosa está de moda quedó patente en algunos de los platos presentados a este concurso, ya sea en los entrantes (tomates rosas rellenos, bacalao con tomate, huevos escalfados en tomate rosa, …), en los segundos (revuelto de tomate rosa con chireta, …) y hasta en los postres donde se presentó una tarta de tomate rosa.

Además, durante las primeras deliberaciones del jurado, integrantes de la asociación de amigos de la huerta tradicional del Alto Aragón, que promueven la consecución de la C’ alial para este producto impartieron una breve charla sobre el mismo.

Menú ganador

Los catadores de los vinos. Foto JLP.El menú ganador de la vigésimo novena edición del concurso gastronómico Gastromuro, que organiza el barrio del Entremuro, fue el siguiente: Tostas de berenjena y bacalado, de María Luz Franco, como entrante, conejo al chocolate y tomillo, de Lucía Salamero, y como postre un semifrío de piña elaborado por Rosario Solórzano. El vino ganador fue un coupage de garnacha y tempranillo presentado por la familia Betés – Sánchez. Los ganadores recibieron una placa y una cerámica decorativa como premio.

La asociación de vecinos del barrio del Entremuro realizaba un balance satisfactorio de Gastromuro ya prepara la elaboración de un acto especial para el año que viene cuando se cumplirá el treinta aniversario de este popular concurso.

Algunos platos presentados al concurso. Foto JLP.La principal novedad de esta edición ha sido la reciente inauguración de la emblemática plaza de la Candelera, que como recordó el presidente de la asociación de vecinos Luis Montes “por fin esta plaza está acorde con el contenido del acto que se celebra en él, como es este concurso”.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here