Familiares y autoridades ante el féretro de Joaquín Paricio. JLP.Con una cerrada, larga y emotiva ovación, la misma que reciben los entrañables Titiriteros de Binéfar en cada función, culminaba ayer en Torreciudad la celebración religiosa por Joaquín Paricio, un alcalde peculiar como quedó patente en su funeral. Si existen los funerales de Estado, el de Paricio bien podría ser calificado de ‘Autonómico’, por la presencia de una comitiva de autoridades encabezadas por la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, el ex presidente Marcelino Iglesias, los consejeros Roberto Fernández de Castro, Ricardo Oliván, el presidente de la DPH, Antonio Cosculluela, diputados regionales y provinciales, presidentes de comarcas, entre ellos la del Somontano, Jaime Facerías, alcaldes de grandes localidades como Huesca pero también de poblaciones tan pequeñas como Olvena, la Corporación municipal gradense, el delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, y la subdelegada en Huesca, María Teresa Lacruz, representantes políticos de todos los partidos, el secretario de UGT Julián Lóriz, el presidente de Riegos del Alto Aragón, César Trillo, el presidente de la CHE, Xavier de Pedro, el presidente de Adelpa, Pablo Castán, directores de medios de comunicación, destacados integrantes del Opus Dei y un largo rosario de autoridades del mundo de la política, la empresa, la cultura, el medio ambiente o los colectivos sociales que quisieron despedirse de «un hombre bueno, un gran amigo, dialogante y un trabajador incansable por el territorio». Estos fueron algunos de los muchos calificativos que ayer se vertieron antes y después del funeral de un hombre que ha dejado huella, y que como aseguraba el presidente del PP en el Somontano Ángel Solana «marcará una época por su forma de hacer política tan humana y cercana».

Paco Paricio agradeció la asistencia al funeral. JLP.Pero sobre todo fue un funeral popular al que acudieron alrededor de 1.000 personas, entre ellas vecinos anónimos de las cuatro poblaciones que integran el municipio: El Grado, Enate, Artasona y Coscojuela de Fantova.

CAMINO DE SANTIAGO

Todas ellas vieron entrar en el templo a las 13.00 el féretro de Joaquín Paricio, con una bandera aragonesa, portado por sus compañeros del PP. Una vez frente al altar su sobrino Michel colocó una bandera tricolor para recordar su condición republicana. Hecho en el que insistió su hermano mellizo el titiritero Paco en la alocución final al funeral y que conmovió a los presentes: «Joaquín supo jugar muy bien a tres bandas, a la política, a la religón con su vinculación al Opus Dei y a la familiar. Era republicano, ecologista y aragonés y fue el primer alcalde que puso el nombre de un municipio en aragonés. Joaquín nos enseñó a cultivar el tono amable que es lo que queda, la convivencia entre los que piensan distinto, y que los ideales están por debajo de las personas. Él siempre pensó así».

La misa la celebró el vicario del Opus Dei en Aragón, Jorge Balces, y el rector de Torreciudad, Javier Mora de Figueroa, quien repasó su trayectoria vital y su entrega en sus facetas «como maestro acudiendo a Plan a dar clase a tres niñas», como político, actividad «en la que nunca tuvo adversarios, se expresaba con sinceridad y era el amigo del pueblo». Y como persona, destacó su «generosidad y su capacidad para escuchar que la traducía por ayudar a una velocidad tan vertiginosa como se ha ido».

El templo de Torreciudad estuvo lleno. JLP.Muchos son sus logros para el municipio de El Grado y ayer el sacerdote repasó algunos como la llegada de la Piscifactoría, la mejora de carreteras, la construcción de viviendas sociales, esa original y rentable idea del Campeonato del Mundo de Parchís con la que logró atraer la atención de los medios nacionales, o la reforma de la ermita del Viñero, en cuyo cementerio descansa en paz.

Su última gran ilusión fue la apertura de la oficina de turismo y centro de interpretación del Cinca que debía haberse inaugurado ayer. Pero sobre todo deja un gran duelo, gratos recuerdos y un inmenso legado inmaterial.

Reacciones

Luisa Fernanda Rudi: «Su perfil político y personal se mezclaban. Trabaja por su pueblo en primer lugar, por su zona en segundo lugar y luego por el proyecto político al que representaba. Su perfil político estaba impregnado de sus valiosísimas condiciones humanas. Es una gran perdida para todos»

Marcelino Iglesias: «Ha sido alcalde durante muchos años y he coincidido con él en el Parlamento y en la Diputación. Ha sido un político con los pies en el suelo, del que tengo un excelente recuerdo y que considero como un amigo. Estuvimos en partidos distintos pero siempre pudimos mantener una excelente relación. Ha sido una gran persona y gran político»

Los compañeros del PP portan el féretro. JLP.Antonio Cosculluela: «Siento tristeza porque Joaquín era un hombre de posiciones políticas distintas pero siempre dialogante y fácil de llegar a acuerdos. He trabajado con él en los inicios de la Mancomunidad del Somontano y en la DPH. Era un hombre con mucho interés por su municipio, por el medio rural y que ha hecho un gran trabajo en Adelpa. Nos deja una persona con un talante conciliador, amante de su trabajo y con compromiso por su tierra»

Manuel Garrido, periodista y director de la oficina de información del Opus Dei en España: «Era un gran amigo, un gran promotor. Decir Joaquín Paricio es decir optimismo, dinamismo, cercanía, lo global por encima de lo particular, dedicación a la gente, emprendedor, …Joaquín es un gran amigo y una gran pérdida como se ha visto con el reconocimiento que se ha hecho por gente diversa a los valores de la amistad y la política como servicio a los demás. Un gran ejemplo y una gran pérdida»

Javier Puyal, teniente de alcalde de El Grado: «Hemos recibido muchas muestras de cariño y el pueblo se siente muy arropado por toda la gente y las autoridades, el algo impresionante. Ha dejado un legado muy importante y con el listón muy alto. Tendremos que intentar hacerlo por lo menos igual que él».

El PSOE estuvo representado entre otros por Cosculluela e Iglesias. JLP.

DPH BECAS ARTÍSTICAS

1 Comentario

  1. El que esto escribe, ha sido amigo, colaborador de eventos en El Grado, siempre ayudando a una persona con una humanidad difícil de superar.
    Paco, hermano de Joaquín, quiero decirte una cosa, que ayer en tu parlamento de despedida de Joaquín, no pude seguir por mis problemas de audición pero hoy al leer el artículo de Ronda, leo  que la bandera republicana, la pusisteis en honor a tu hermano que era republi-cano, pero que lo llevaba muy dentro.
    Quisiera decir una cosa soy votante del P.P. y republicano, igual que muchos votantes del P.P,, lo que sucede es que la izquierda española, toma como suya la condición de republicano,  no estoy de acuerdo para nada con este criterio, pero agradezco que tú lo ayer lo dijeras delante de todos los que estábamos en la despedida, de una gran hombre, que se llamaba Joaquín.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here