ESTA HISTORIA VA CONTIGO

Los trabajadores y trabajadoras de los centros privados concertados de Huesca y provincia queremos aclarar con rotundidad que las condiciones en las que se viene desarrollando nuestro trabajo, no han experimentado beneficio ni trato de favor alguno. Nos vemos en la obligación de explicar esta situación porque leemos una y otra vez consignas y tópicos que no se corresponden con la realidad pero que distorsionan y confunden si no se conoce con objetividad lo que pasa.
Desde mayo de 2010 la tijera en educación la estamos sufriendo todos, la pública sí pero también la concertada. Para lo bueno no se nos quiso dar el trato que el país permitía y del que sí se beneficiaron otros compañeros. Para lo malo se exigió que se nos aplicaran idénticas medidas negativas.
En cuanto a la Lomce quizá se desconozca todavía que nuestras condiciones, reguladas por una normativa del año 1.985, empeoran en algunos casos y en otros sólo se mantienen sin mejorar en absoluto.
Durante años en educación se avanzó sustancialmente en dotaciones, recursos materiales y humanos, medios, programas y partidas económicas. Los trabajadores de los centros privados y concertados vimos pasar casi todas esas reformas por encima de nuestras cabezas y aún así cada cierto tiempo se lanzaba a los medios el fantasma recurrente de que viene la concertada. Nosotros nos hemos pagado primero la formación en nuevas tecnologías, luego los equipos informáticos y finalmente la matrícula y estudios de un idioma extranjero en Universidades durante los fines de semana. Todo a coste cero para el Departamento de Educación pero también para los bolsillos de los contribuyentes.
Trabajamos más horas, cobramos menos, no tenemos el puesto asegurado, nos jubilamos mucho más tarde…todo como cualquier otra persona corriente que no sea funcionario. Percibiremos menos pensión cada año porque en nuestro caso, como en el de la mayor parte de los ciudadanos del país, los recortes en nóminas de hoy también supondrán reducción en las pensiones del mañana. Y nos pasará a nosotros pero no a todos los docentes porque para algunos se sigue cotizando como antes de los recortes. También esto lo vamos a pagar quienes trabajamos en privada y concertada.
Recordamos que a nosotros, como a la mayor parte de las personas, se nos aplica la Reforma Laboral, la minoración del cálculo de los despidos, la inseguridad de los Convenios y tantas y tantas otras medidas escasa y dudosamente beneficiosas a pesar de que en ocasiones se afirme lo contrario. Somos usuarios y defensores de la sanidad pública, la nuestra. No tenemos otra, nadie nos la paga.
Los trabajadores y trabajadoras de la escuela privada y concertada de la provincia de Huesca no podemos sentir vergüenza por trabajar mucho y bien sin beneficios, sin privilegios y sin ventajas económicas, sociales o de cualquier otro tipo que no tenemos pero que tampoco vemos en los centros en donde trabajamos. Hacemos lo que nos gusta, con las mismas ganas, la misma dedicación y el mismo interés que el resto…pero eso no puede ser malo.
Trabajamos con el objetivo de sacar al conjunto de la sociedad de la crisis por medio de la educación. No se puede salvar sólo a una parte de ella. Si es así nos estamos equivocando y más si hacemos buenos a unos y malos a otros simplemente por definición, por estar en donde yo no estoy.
Como personas, como ciudadanos y como pueblo que desea y tiene derecho a un futuro mejor nos merecemos que en educación nada sea residual y queremos que no lo sea ni en pública, ni en concertada.
Ángel Morán
FSIE en Huesca
A modo de resumen:
• Ni los trabajadores, ni la escuela privada concertada, recibimos el dinero recortado a la enseñanza pública. Que nadie se crea que lo recaudado de unos se añade a los otros porque simplemente no es verdad.
• Quienes teníamos condiciones inferiores antes de mayo de 2010 lógicamente hoy estamos mucho peor.
• ¿Dónde va lo que se quita de concertada? Los trabajadores no debemos ver en el otro la culpa de lo que pasa porque todos somos los paganos de esta situación.
• La sociedad debe tener como objetivo conseguir la mejor educación, la mejor en su conjunto. Simplemente por eso no es lógico atacar a una parte del sistema educativo. Es urgente y necesario dignificar y valorar el papel de todos los que trabajamos en educación, docentes y no docentes.
• Hay que defender la educación (como hay que defender la sanidad) porque es el presente pero porque es el futuro de todos.
• Los trabajadores de privada concertada nunca hemos recibido un trato mejor que el de nuestros compañeros de pública.
• Afirmamos categóricamente que estamos sufriendo la crisis como todos los trabajadores y que ni tenemos ventajas, ni beneficios ni los deseamos.
• Queremos que se nos dé lo que nos pertenece por nuestro trabajo y en cumplimiento de la ley. No pedimos más pero tampoco menos.

FSIE: en educación no sobra nadie

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here