ciudadanos

Los 180 chavales del campus. José Luis Pano.El balón sigue rodando en el césped del Municipal de los Deportes de Barbastro. Detrás de él, 180 niños enfundados con la sudadera rojiblanca, colores característicos de la U.D. Barbastro y del Campus J.J. Torres Gella, que como cada verano, y van 16, organiza esta familia tan estrechamente ligada al fútbol en la ciudad del Vero.

Este campus estival, todo un clásico en el fútbol aragonés y uno de los más numerosos, comenzó el día 1 y ayer se celebraba uno de los actos más tradicionales, la foto de grupo de las futuras promesas, el cuerpo técnico y los patrocinadores de esta propuesta lúdica y formativa. El campus terminará el sábado con su vertiente más solidaria, el lanzamiento de penaltis por todo aquel que quiera colaborar aportando un donativo para la Asociación Española Contra el Cáncer, y con la entrega a Cáritas Barbastro de 360 euros (los organizadores han destinado dos euros por cada matrícula para la entidad benéfica, como novedad este año).

GOB ARAGON surge

Campus de fútbol JJ Torres Gella. JLP.Su director José Luis Salinas valoraba la buena afluencia de niños a pesar de la situación de crisis. El campus está integrado por niños de 5 años a los 16, en su mayoría procedentes de Barbastro pero también de otras localidades de la comarca. La iniciativa constituye el mejor ejemplo del trabajo que realiza la Escuela de Fútbol Base ligada a la Asociación Deportiva Barbastro para de ahí dar el salto a los equipos del club rojiblanco. «Muchos ya pertenecen a la Escuela y otros lo harán porque ésta es una buena fuente de ingreso. Con esta actividad pretendemos acercar a los chavales el conocimiento de los entrenadores, de los responsables para que a lo largo del curso puedan apuntarse a los distintos equipos del Barbastro», explica Salinas.

La formación juega un papel crucial. Así se transmiten valores de compañerismo, amistad y solidaridad, mientras se aprende la técnica futbolística y la táctica con diversos juegos y competiciones como La Liga Fantástica, donde los pequeños emulan ser los jugadores de la elite mundial enrolados en sus equipos favoritos.

Salinas destacaba la respuesta de los chavales, algunos de los cuales ya apuntan maneras. Aunque insiste en que el principal objetivo del campus es «crear un ambiente extraordinario y que pasen unos días fantásticos».

Por su parte José Luis Torres, ex presidente de la U.D. Barbastro y estrechamente vinculado con la cantera rojiblanca, se mostraba orgulloso por los frutos recogidos a lo largo de tantas ediciones de este campus: «Esto es la cuna del fútbol. De aquí han salido muchos jugadores que están en el Barbastro y en otros equipos grandes, y todos los monitores han sido alumnos del campus. Es la joya y la guinda de la estructura del fútbol base».

SUSCRIPCION

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here