El grupo parlamentario de IU Aragón ha solicitado la comparecencia en las Cortes de los dos senadores elegidos por la Cámara aragonesa, Marcelino Iglesias (PSOE) y Ricardo Canals (PP), en relación con la Disposición Adicional aprobada el pasado miércoles por el Senado que añade la práctica de fractura hidráulica (fracking) para obtener hidrocarburos al proyecto de ley de fomento de la competencia y garantía de la seguridad de suministro en los sistemas eléctricos extrapeninsulares (Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla). Una medida que salió adelante con los votos del PP y de UPN y sin debate alguno.

Para Izquierda Unida, el Partido Popular, coordinado con sus grupos mayoritarios en el Senado y en el Congreso, abre las puertas al fracking. Una denuncia que la formación política y social hace tras lo ocurrido en el Senado y en el Congreso, que aprobó la nueva normativa con los votos del PP. Una norma que permite que el análisis de viabilidad de un proyecto, en lo referente a sus impactos ambientales, se haga en un plazo de entre 4 y 6 meses de duración, frente a los 3,4 años de media que tardan en analizarse actualmente.

Para el portavoz de Industria de IU en las Cortes, Luis Ángel Romero, «es inadmisible que el PP tramite con urgencia una ley que la normativa europea obligará a cambiar en breve», ya que el Parlamento Europeo aprobó esta semana dotar de mayor rigor y seguridad a las evaluaciones de impacto ambiental para los proyectos sobre el fracking. En este sentido, Romero denuncia «el interés mercantilista del PP y su claro posicionamiento con las multinacionales antes que con la ciudadanía que lo rechaza». «Es verdad que se permite el fracking con sometimiento a la evaluación de impacto ambiental, pero justamente ayer, el ministro Cañete, defendía en el Congreso la modificación de la normativa ambiental que relaja escandalosamente los requisitos, plazos y exigencias que deben cumplir los proyectos», explica.

La ley del PP, a los tribunales


Izquierda Unida, contraria al uso del fracking, no va a permitir que el Gobierno abra las puertas a esta técnica para la extracción de hidrocarburos y, para ello, anuncia que llegará a los tribunales, si es preciso. «Es una nueva falacia del PP que justifique esta reforma «exprés» del proyecto de ley de evaluación ambiental, para reforzar la protección ambiental, simplificar y agilizar los procedimientos y homogeneizar la legislación en todo el territorio nacional, -reafirma el Coordinador de IU Aragón y Responsable federal de Energía de IU, Adolfo Barrena- porque lo cierto es que, una vez más, el PP antepone el interés de la economía privada a la seguridad de la gente».

Para Barrena, «la apuesta del PP por el uso de la fractura hidráulica es más irresponsable, todavía, cuando el propio Gobierno está teniendo que actuar de urgencia ante las afecciones sísmicas que está provocando el almacén de gas ante la costa de Castellón». El proyecto Castor, como se reconoce, no fue sometido a un rigoroso estudio de riesgos ambientales y, a pesar de ello, «Cañete desregula más la normativa para hacerla más laxa y para convertirla en una amnistía para los proyectos que no superen la evaluación de impacto ambiental», concluye.

Por todo ello, Izquierda Unida seguirá, junto a las Plataformas ciudadanas, luchando contra el fracking y por ello va a intensificar la campaña contra la fractura hidráulica que está desarrollando y que puede seguirse a través de www.izquierda-unida.es.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here