Pernocta y desayuno, a mitad de camino en area de servicio de la autopista francesa. A primera hora de la tarde de aquel día , víspera del puente festivo , tras salir de nuestros respectivos trabajos partimos desde Barbastro siguiendo fielmente el guión que nuestro amigo trazó la misma noche en que se planteaba la aventura .Entre otros consejos para el viaje , atravesar la cordillera por Puigcerdá fue quizá un pequeño desatino , ya que aquella carretera de montaña resultó ser un interminable ir y venir de curvas y contracurvas más numerosas , si cabe , en el lado francés .

Con mi Renault 5 TS repleto de bultos y después de transitar siempre a 40 km/h porque aquel territorio era una sucesión de urbanizaciones entre municipios , buscábamos desesperadamente la autopista que haría , en un área de servicio lo más alejada posible , de improvisado lugar de pernocta y posterior desayuno .Estatua de los pioneros señalando la cima del Mont Blanc, plaza de Chamonix.

MONZON
gobierno de aragón

Fueron tan solo unas pocas horas de insomnio en medio de la emoción que , por lo menos a mí , embargaba el descubrimiento de nuevos horizontes a la vez que sugerían gran excitación ante la lejana conquista .

La segunda jornada de nuestro periplo concluyó en Chamonix , capital del alpinismo por excelencia y siguiendo las recomendaciones de Carlos ,visitamos la casa de los Guías para consultar la meteo . En aquella céntrica plaza junto a la Casa de los Guías hay una estatua de bronce con dos figuras . Son las figuras del Guía Jacques Balmat dirigiendo su brazo a la cumbre mostrándola al sabio ginebrino Horace-Bénédict de Saussure , quien queriendo hacer observaciones científicas de la montaña ofreció una gran recompensa a quien encontrara una ruta practicable para acceder a la cumbre . A las 18’30 del 8 de agosto de 1786 este mismo guía Jacques Balmat junto al médico Michel Gabriel Paccard conseguían subir al Mont Blanc . Era la gran «primera» de los Alpes en llegar a cumplirse.

No recuerdo cuál era exactamente aquel parte meteorológico , pero no sería muy malo ya que tras la charla con los guías sobre el estado de la vía normal , seguimos el guión establecido por nuestro amigo Carlos y así fue como encontramos el camping que él nos recomendó. Era el más barato y por lo tanto el más cutre de aquella localidad tan turística .

El plan era dormir allí y dejar la tienda y el coche bien guardados mientras se producía la aventura de atacar la cumbre.

Al menos la hierba era espesa y abundante como es lógico a mil metros de altura y sobre los servicios mejor no comento mucho, ya que tan solo con «visitar» aquellas letrinas se me cayeron todos los esquemas sobre alojamientos turísticos mínimamente equipados . Sin duda , un precio económico era el mejor argumento para recomendar aquel camping , llamado , creo , La Pierre D’Ortaz.

Gobierno de Aragón
GOB ARAGON surge
dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here