La Confederación Hidrográfica del Ebro, organismo autónomo, adscrito al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA), ha iniciado los trabajos de limpieza y mejora de la capacidad de desagüe del río Cinca, a su paso por la localidad de Fraga (Huesca). La actuación supone una inversión de 110.695 euros con cargo al presupuesto del Organismo y se une a otra que también ha dado comienzo esta semana para la rehabilitación del edificio circular destinado a kiosco, en esta misma localidad.

El objetivo de este proyecto de conservación del cauce del río Cinca es aumentar su capacidad de desagüe, en especial en las zonas más próximas a los puentes y además, mejorar su morfología para reducir la erosión y el estancamiento excesivo de agua en algunas zonas y recuperar la dinámica fluvial primitiva.

Para ello, se actuará en un tramo del encauzamiento urbano de 350 metros de longitud entre puentes, donde se eliminará el exceso de vegetación, además de las basuras, escombros y restos vegetales acumulados en las riberas y en el cauce, así como el arbolado que obstruya el paso del agua por los ojos de los puentes.

También se retirarán gravas de los canales centrales para restituirlos (unos 11.468 m³), hasta dejar el fondo a una cota superior a la que funciona como principal, pero suficiente para que se activen.

Actualmente, el cauce del río Cinca presenta, a su paso por la localidad de Fraga, una reducción de su capacidad de desagüe debido a la acumulación de restos vegetales y sólidos, pero también al predominio del canal de la margen izquierda que favorece que los canales centrales se activen cada vez menos, facilitando la proliferación de vegetación y depósitos de gravas que dificultan la libre circulación del agua. La situación descrita hace necesaria esta intervención dirigida a mejorar la morfodinámica del río Cinca.

La zona de actuación se sitúa 50 metros aguas arriba del puente de la Avenida Madrid, hasta 50 metros aguas abajo del puente del Paseo Barrón. En su canal principal, el Ayuntamiento de Fraga ha ejecutado una instalación de aguas bravas para la práctica del piragüismo.

Esta actuación responde al compromiso asumido durante la visita realizada en junio al Bajo Cinca por el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, Xavier de Pedro, en la que se anunció, además, la obra destinada a reparar los daños que como resultado de actos vandálicos ha sufrido el edificio circular destinado a kiosko, también en ejecución desde esta semana.

Reparación del edificio circular

La actuación general de saneamiento iniciada por la Confederación Hidrográfica para reparar los desperfectos sufridos en el edificio, construido a petición del Ayuntamiento de Fraga para acoger servicios municipales, tiene un presupuesto de 21.911 euros. Una vez rehabilitado el edificio, se hará entrega del mismo al ayuntamiento, que pasará así a encargarse de su mantenimiento posterior.
Básicamente, los trabajos consisten en la reposición o reparación de elementos rotos como la puerta de acceso, persianas de aluminio, carpintería de madera, vidrios armados, baldosas y la instalación eléctrica. También se realizará una limpieza general de basuras y escombros y se pintará el interior y el exterior.

El edificio circular (y de planta única) es una actuación integrada en el proyecto “Tratamiento de riberas del río Cinca a su paso por Fraga” ejecutado por el Organismo en 2008 y que alcanzó una inversión de más de 2,6 millones de euros.
En su interior acoge un almacén, un vestuario y tres aseos, uno para uso del personal y dos públicos con acceso desde el exterior.

mantenimiento WP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here