RENOVE MARIÑO

Sepulcro de Doña Sancha en Huesca.El Museo de Huesca ha incorporado a su exposición permanente un sarcófago de infanta procedente del panteón real de Santa Cruz de la Serós (Huesca). El sepulcro ha sido restaurado previamente por los técnicos de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón.

Se trata de una pieza de 37,5 x 105 x 50 cms. de piedra caliza tallada y sólo está decorada en uno de sus lados largos. La restauración ha permitido limpiar el sepulcro para eliminar la costra de cemento. Se han limpiado también las fisuras y zonas levantadas que presentaba para eliminar restos y se han rellenado con mortero teñido con pigmentos naturales, además de recolocar la superficie levantada.

CAMINO DE SANTIAGO

El sárcófago ha sido presentado hoy por el director general de Patrimonio Cultural del Gobierno de Aragón, Javier Callizo y el director del Museo de Huesca, Julio Ramón. Callizo ha explicado que el sepulcro tiene una gran significación histórica para el patrimonio cultural aragonés. Procede del panteón real femenino del monasterio benedictino de Santa Cruz de la Serós, que albergó también el sepulcro de Doña Sancha (fallecida en 1097). El sarcófago restaurado no tiene en su interior tallada la forma de la cabeza por lo que podría haber sido utilizado como osario de una persona adulta; probablemente de alguna de las hermanas de Doña Sancha, hijas de Ramiro I.

El sepulcro está decorado con tres medallones con una pareja de grifos afrontados en cada uno de ellos; una iconografía recurrente en la escultura de finales del siglo XI desarrollada en Toulouse y Moissac en la que se enmarca. La iconografía del grifo está presente también en el panteón real de San Juan de la Peña y en el sepulcro de Doña Sancha procedente del mismo monasterio benedictino.

La pieza fue adquirida en subasta en 2011 por el Ministerio de Cultura, que lo asignó al Museo de Huesca. Finalizada su restauración se expone en la Sala 5, en el ámbito de la antigua sacristía de la Capilla de la Universidad Sertoriana.

Nuevas piezas del Panteón Real de San Juan de la Peña.-

El Museo de Huesca ha incorporado también a su exposición tres anillos de oro y un dado que aparecieron en las excavaciones arqueológicas realizadas en el panteón real del monasterio viejo de San Juan de la Peña. Las piezas se muestran en la Sala 4, junto a materiales de la Alta Edad Media cristiana correspondientes a los territorios del norte de la provincia de Huesca.

Entre las nuevas piezas expuestas destaca un anillo de varón adulto de oro. El cabujón aloja un entalle romano ovoide sobre ágata veteada de color rojo, en el que se representa un águila en huecorrelieve, con una corona de laurel en el pico. El entalle en cuestión es de época imperial, de fines del siglo I o principios del II d.C.

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here