DSC_3948El portavoz del Partido Aragonés (PAR) en el Ayuntamiento de Barbastro, Javier Betorz, ha reafirmado y elevado ante la comisión municipal de Desarrollo, sus propuestas de regulación y defensa de la tradicional venta de productos locales en el mercado que tiene lugar en la plaza del mismo nombre, sobre todo los sábados.

El PAR reacciona así al tema de la venta ambulante en la ciudad que fue expuesto en el último pleno extraordinario en una moción del PP. En aquella se pedía al Ayuntamiento que regulase la actividad de la venta ambulante para no perjudicar a los comercios locales, sin perjudicar a los hortelanos de la comarca. Desde el equipo de Gobierno se indica que la venta ambulante en los habituales mercadillos y ferias está regulada ya pero se estudiarán medidas para seguir preservando los puestos que tradicionalmente los hortelanos vienen instalando en la plaza del Mercado.

CAMINO DE SANTIAGO

En este debate para conciliar la venta ambulante con los establecimientos comerciales, el PAR propone ahora la adopción de medidas que protejan la figura del hortelano tradicional. Algunas de ellas son la consideración particular con normas específicas de uso y contenido para regular la presencia de hortelanos tradicionales y sus productos, entendiendo que el resto de la presencia comercial en la plaza se rige por la ordenanza existente o la que se elabore para la venta ambulante y mercados. Estas normas especiales se dirigirían a precisar el número de plazas, distinguir los puestos con una señalización especial, mejorar las paradas y la homogeneidad de las mismas y controlar el uso tradicional de la Plaza del Mercado, con presencia de cultivadores directos de la huerta de Barbastro y la Comarca, el uso de métodos tradicionales de cultivo, la producción de especies y variedades autóctonas de temporada, etcétera. Además, se valoraría la colaboración en eventos y muestras por ejemplo mediante beneficios fiscales.

Según Betorz, se trata «fundamentalmente de proteger y poner en valor el producto verdaderamente autóctono y la labor de los hortelanos de la zona, potenciando el mercado frente a los comerciantes ambulantes que venden fruta, verduras y hortalizas traídas desde lejos y que quieren hacer pasar por ese producto local sin serlo. No sólo es un fraude al consumidor y al agricultor de Barbastro y el Somontano, sino que además deteriora el prestigio de siglos y la imagen costumbrista de la plaza del Mercado, que tiene gran potencial no sólo comercial sino también turístico».

mantenimiento WP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here