imagenes_Imagen3_c9c96bf5Con la idea inicial y objetivo final de acercar los valores naturales y paisajísticos de los espacios naturales protegidos a las personas discapacitadas, en un ámbito sostenible y que también aporte beneficios de todo tipo al territorio, el Gobierno de Aragón, a través de la Dirección General de Medio Natural del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, ha invertido 600.000 euros en los últimos años en una serie de trabajos relacionados con la accesibilidad a los espacios de la Red Natural de Aragón.
Todas estas actuaciones se reflejaron en la adaptación de una amplia variedad de infraestructuras en la propia Red Natural de Aragón. En concreto: 11 centros de interpretación, 6 observatorios de aves, 12 miradores panorámicos, 10 senderos, y 5 áreas recreativas.
 Las actuaciones se han repartido por todos los espacios de la Red: Ordesa, Moncayo, la Sierra y los Cañones de Guara, los parques naturales de Posets-Maladeta y de los Valles Occidentales; las reservas naturales de las Saladas de Chiprana y de la Laguna de Gallocanta; y los paisajes protegidos de los Pinares de Rodeno y de San Juan de la Peña y Monte Oroel.
Además de estas obras de carácter inmueble se han desarrollados otras actuaciones como la adquisición de sillas todoterreno en el Parque Nacional de Ordesa que permiten visitar hasta el 60% de los senderos del parque a las personas con discapacidad.
Además se han celebrado 12 jornadas de sensibilización y formación en accesibilidad destinadas tanto a la ciudadanía en general como a las administraciones públicas, empresarios relacionados con la actividad turística o asociaciones de discapacitados.
“Se trata de caminar hacia unos servicios y unos equipamientos de los espacios naturales que no excluyan a nadie sino que incluyan. Hay que entender esta inversión como un servicio básico y un avance social que posibilite el disfrute de la naturaleza a todos los ciudadanos. Tiene, por tanto, una importante dimensión social”, explica el director general de medio Natural del Gobierno de Aragón, Pablo Munilla.
Junto a estos aspectos sociales, encaminados también a la integración y a una democratización a la hora de acceder en condiciones de igualdad al disfrute de la naturaleza, las inversiones de los últimos años propician una sustancial mejora de la imagen del territorio, contribuyen a una mayor flexibilidad del sector turístico, aumenta la cuota de mercado y tiene el consiguiente efecto favorable sobre el empleo, sobre todo en el medio rural, muy necesitado de este tipo de impulsos. Se trata, por tanto, de una inversión que contribuye, claramente, a ordenar el territorio o, lo que es lo mismo, la accesibilidad contribuye en su modestia a que los territorios cuenten con una carta más amplia de servicios.
Los trabajos que se han efectuado hasta hoy arrancan del denominado Plan Integral de Accesibilidad  que se redactó en su momento para su desarrollo en los espacios de la Red Natural de Aragón. En primer lugar, los técnicos realizaron una evaluación de estos espacios en relación con sus posibilidades de accesibilidad e inclusión social para, a continuación, establecer una serie de medidas y objetivos que, en este último caso, apuntan en tres direcciones o ámbitos de la inclusión: física, comunicativa y social.
Pablo Munilla destaca otro aspecto: el de la participación. “Hemos intentado involucrar a todas las personas que vive, sienten y trabajan en las áreas de influencia de los espacios naturales protegidos, tanto a través de diferentes jornadas y cursos de formación como a la hora de la adecuación de las infraestructuras. Parece que hemos avanzado en el concepto de accesibilidad y los beneficios sociales que comporta”.
El propio director de Medio Natural entiende que estas actuaciones no hubieran sido posible si el apoyo tanto técnico como financiero de las fundaciones ONCE y La Caixa. En algunos aspectos también ha colaborado el INSERSO.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here