ESTA HISTORIA VA CONTIGO

Librepensador

Hace unos años, no recuerdo cuántos pero no muchos, la gripe del “pollo” o del “pato” (¿mandarín?) o de la “gallina” y por extensión de cualquier plumífero, nos tuvo a todos en jaque que, gracias a dios al corto vuelo del pollo, no fue jaque mate.

¿Se acuerdan ustedes que el negocio del siglo era vender caretas antisépticas? Grandes tiempos para las farmacias aquellos en que no debían mendigar su dinero a las arcas del Estado. Me acuerdo, me apuntan voces lejanas: que no se encontraba ni una; que un poco más y hasta se venden de estraperlo; que todos parecíamos japoneses por las calles de Barcelona; que un conocido mío, que se dedicaba al transporte sanitario, hizo su agosto con los excedentes no excedentarios de la furgoneta.

¿Se acuerdan ustedes que en colegios e institutos los padres se reunían a petición de los altas satrapías para tomar medidas contra el ataque de tan bárbaro Atila?

¿Se acuerdan ustedes que el Ministerio de Sanidad llenó los frigoríficos de los hospitales con millones de dosis “antipollo”? ¿Y se acuerdan que parecía que DF iba a quedar con menos habitantes que Madrid?

Afortunadamente el “pollo”, de nombre complicado, virus A H1N1, decidió no traspasar nuestras fronteras y las caretas volvieron a llenar los estantes de las farmacias esperando carnaval, y los niños solo faltaron a clase por un resfriado común y vaya usted a saber dónde acabaron las dosis… No lo sé.

Pero sí sé que ahora que la gripe la tenemos aquí, quién lo iba a decir con el corto vuelo de un pollo, y colapsa urgencias y mete ciudadanos en la UCI, ahora que nos sopla sus virus en el cogote, parece que no existe, que no es tan peligrosa ni mortífera como se nos hizo creer, que si uno está sano es poco más que un resfriado, que…

…que no sé a qué jugamos, que no sé si antes éramos tontos y ahora estúpidos…

A mí me preocupa, y me preocupa seriamente porque, las cosas sobre las que se quiere pasar sobre puntillas son importantes, y aquellos ríos de tinta de antaño, ahora no son ni charcos en Los Monegros.

¿Hacia dónde vamos? ¿De dónde venimos?

TELEFICHAJE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here