ciudadanos

Duranción: (1 hora, 34 minutos)

Una paridera en mitad del camino. José María Ortas.Como en el caso de Castejón del Puente, me pasa que Ponzano y Lascellas son dos localidades que me he encontrado a lo largo de la N-240 pero en las que nunca había parado hasta ahora. Se produce pues el extraño fenómeno de sus nombres son muy familiares, porque los has leído en los carteles de la carretera durante toda tu vida pero que, realmente, no conocía. Como a esas personas que conoces «de vista».

GOB ARAGON surge

Así que me he propuesto visitar todas estas localidades hasta Huesca. Si de esas visitas, además, puede salir una Andadeta, mejor que mejor. Además, partiendo obviamente desde mi zona (La Litera), te permiten hacer una pequeña excursión de tres o cuatro horas (trayecto de coche + Andadeta) y tardas relativamente poco tiempo en llegar desde casa. Ideal para excursiones de invierno.

El camino por campos del Somontano. JMO.Este recorrido circular nos permite visitar Lascellas y Ponzano. Es fácil llegar tanto desde Binéfar como desde Monzón. Es cuestión de coger la A-22 en sentido a Huesca. Tomamos el desvío a ambas localidades y, siguiendo la N-240, llegamos a Lascellas donde no tendremos absolutamente ningún problema para aparcar. Cruzando el pueblo de punta a punta, veremos un camino de tierra en cuyo inicio hay una señal que indica por dónde se llega a la vecina Ponzano. Partimos de una población en una hondonada y nos dirigimos a otra en un cerro. La N-240 queda entre las dos. El camino nos irá acercando a la autovía hasta que lleguemos a un puente sobre la misma. Desde él tendremos una vista privilegiada de los cuatro carriles pero, además, veremos la ermita de San Antón. Vale la pena acercarse porque permite tener una bonita vista de la incipiente sierra de Guara, y de localidades como Azara.

DSC_0038Desandaremos nuestros pasos y volveremos a cruzar al otro lado del citado puente, seguiremos el camino de servicio de la autovía en sentido a Barbastro-Lleida y tomaremos el primer desvío a la derecha a otro camino de tierra. Llegaremos a la vía asfaltada de acceso a Ponzano desde la nacional y después de un kilómetro y pico, estaremos en Ponzano.

Es una buena oportunidad si tenéis tiempo para callejear por sus tranquilas calles. Cuando decidáis continuar camino, tenéis que «bordear» Ponzano por el límite exterior siguiendo la pista polideportiva y una fábrica de aceite, por daros dos pistas. Salís del pueblo por una camino «encementado» (que no asfaltado) con una gran antena al frente como referencia.

DSC_0052Al poco de dejar la última casa, veréis que a la derecha hay un desvío. Una señal de madera que estaba en el suelo cuando yo hice el recorrido indica el corto camino que hay hacia Lascellas: una pendiente que discurre entre campos de cultivo, cereal y «oliveras» hasta un último tramo impracticable.

Cuando os encontréis que el sendero se está complicando, entrad en el campo cultivado de la derecha (¡¡¡no piséis el sembrau!!!) y por el borde del mismo, llegaréis hasta la N-240. Si cogéis el campo de la izquierda, el desnivel y la maleza os impedirán acceder a la carretera. Aquí, parad mucha cuenta. Vais a andar los últimos centenares de metros por el arcén de la N-240. Por lo tanto, como decía aquel, «peatón, en carretera, siempre por tu izquierda». No hay tanto tráfico desde que se abrió la autovía al tráfico pero aún así mejor no confiarse. Llegaréis a Lascellas de nuevo tras haber realizado un recorrido de unos ocho kilómetros, en horeta y media. No está mal para un paseo.

¡¡¡Buena Andadeta!!!

http://andadetas.blogspot.com.es/2013/12/recorrido-circular-lascellas-ponzano.html

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here