ECOEMBES COMARCA

De acuerdo con los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios en Aragón se redujeron un 1,4% en enero respecto al mes de diciembre del año anterior, como consecuencia fundamentalmente de las rebajas de enero, aunque también disminuyeron los precios de otros grupos de consumo, entre otros factores por el abaratamiento de los combustibles. Ello condujo la tasa anual de inflación hasta el 0,0% anual, dos décimas por debajo del dato del mes precedente.
En el conjunto de España la evolución fue similar en el mes de enero, ya que los precios se redujeron un 1,3% respecto a diciembre, lo que permitió una relajación en la tasa de inflación de una décima, quedando en el 0,2% anual.
Por su parte, en la Eurozona la tasa anual de inflación en enero fue del 0,7%, una décima por debajo de la de diciembre, por lo que el diferencial favorable se mantuvo en siete décimas para Aragón por tercer mes consecutivo, mientras en el promedio español fue de cinco décimas.
Por comparación con diciembre de 2013, en enero de 2014 se produjeron en Aragón descensos en los precios de siete de los doce grupos de consumo considerados. Encabezaba la lista el grupo de vestido y calzado, con una disminución de precios del 14,2% mensual respecto a diciembre, fruto de las rebajas, seguido a gran distancia por ocio y cultura, con una caída de precios del 2,2% mensual, mientras en comunicaciones la reducción era del 1,5% mensual.
En cuarta posición se situaba menaje, con una disminución de precios de ocho décimas respecto a diciembre, seguido de transporte (-0,5% mensual), hostelería (-0,2% mensual) y bebidas alcohólicas y tabaco (-0,1% mensual).
De los cinco grupos de consumo restantes, en dos casos los precios no experimentaron variación mensual alguna (medicina y enseñanza), mientras que sufrieron alzas mensuales de precios los grupos de otros bienes y servicios (0,2% mensual), alimentos y bebidas no alcohólicas (0,3% mensual) y vivienda (0,3% mensual), en este último caso reflejando el aumento de la tarifa eléctrica, amortiguado por el abaratamiento del gasóleo para calefacción.
En comparación interanual, cinco grupos de consumo presentaban en enero en Aragón tasas anuales negativas de inflación, siendo positivas pero moderadas en los siete grupos de consumo restantes.
Así, destacaba el caso de las comunicaciones, cuyos precios en Aragón eran en enero un 6,9% inferiores a los observados un año antes, respondiendo a la agresividad comercial de los operadores de telecomunicaciones. En segunda posición se situaba ocio y cultura, con una tasa anual del -1,9%, seguido del transporte, que con un -0,8% reflejaba la disminución de precios de los combustibles, frente a la subida experimentada en el mismo mes del año anterior. Tras ellos, también presentaban en enero tasas de inflación negativas los grupos de consumo de menaje (-0,3% anual) y vestido y calzado (-0,1% anual).
El grupo de consumo más inflacionista en enero en Aragón era el de bebidas alcohólicas y tabaco, que no obstante presentaba una tasa relativamente moderada del 2,4% anual. La segunda posición era ocupada por la enseñanza (1,4% anual), seguida de alimentos y bebidas no alcohólicas (1,2% anual). Con tasas de inflación por debajo del 1% anual quedaban vivienda (0,9% anual), otros bienes y servicios (0,7% anual), medicina (0,3% anual) y hostelería (0,2% anual).
Por provincias aragonesas, la tasa anual de inflación en enero era del 0,0% en los tres casos.
La inflación subyacente, que es aquella que elimina del índice general los alimentos no elaborados y los productos energéticos, quedaba también en el 0,0% anual en enero en Aragón, una décima por debajo del dato del mes precedente. Por su parte, en la eurozona la inflación subyacente en diciembre de 2013 (último dato conocido) era del 0,9% anual.
El Banco Central Europeo, en su última reunión, celebrada el pasado 6 de febrero, decidió mantener el tipo de interés de referencia en el mínimo histórico del 0,25%. Además, dada la moderada recuperación de la economía de la eurozona, los riesgos a la baja para las perspectivas económicas y las débiles presiones subyacentes sobre los precios, el BCE dejó la puerta abierta para acometer en próximos meses una nueva bajada de tipos o una nueva inyección de liquidez en el sistema financiero, al reiterar “…su firme determinación de mantener el alto grado de acomodación monetaria y su disposición para adoptar nuevas medidas decisivas si fuera necesario”.

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here