El Tribunal Supremo ha rechazado por defecto de forma el recurso de casación del Consorcio del Museo de Lérida contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón que avaló la catalogación como  Bienes de Interés Cultural 24 bienes muebles pertenecientes a parroquias aragonesas de la Diócesis de Barbastro-Monzón, depositados en el Museo de Lérida, Diocesano y Comarcal, según el auto al que ha tenido acceso Europa Press.

En este consorcio participan la Generalitat, la Diputación de Lérida, el Obispado de Lérida, el Ayuntamiento y el Consell Comarcal del Segrià.

CAMINO DE SANTIAGO

Este es el tercer auto de inadmisión por parte del Supremo en dos semanas a los recursos del consorcio, y hace referencia a algunos de los bienes de mayor valor, según el letrado de la parte aragonesa, Jorge Español, que cita entre las 24 obras el frontal románico de Buira, el frontal románico de Treserres y varios retablos.

Español ha afirmado en un comunicado, que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón argumentaba que esos bienes eran del patrimonio cultural aragonés al haberse originado en Aragón y haber estado muchos siglos allí.

Ha considerado que su estancia temporal en Lérida en mero concepto de depósito no puede comportar ningún derecho a retenerlos “bajo excusas de que están catalogados por la Generalitat como una colección inescindible”.

Para el letrado, la sentencia del Supremo conocida este miércoles da argumentos al obispo de Barbastro-Monzón, Alfonso Millán, en el viaje que este jueves inicia a Roma para exponer, entre otros, este “eterno problema” a las máximas autoridades de la Santa Sede y también al Papa en persona si fuera también posible.

Español ha sostienido que todo apunta a que el Vaticano tomará una resolución fulminante sobre este asunto en breve tiempo, ordenando el cumplimiento forzoso de las Sentencias que dictó el Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica “que confirmaban que el Obispo de Lérida debe devolver estos bienes al nuevo Obispado de Barbastro-Monzón”.

El Obispo de Lérida, Joan Piris, siempre ha mantenido que el Obispado no puede entregar las obras porque están catalogadas y amparadas en la Ley de Patrimonio catalana.

Cuando la Generalitat se ha pronunciado sobre esta cuestión ha considerado que la colección de obras de arte del Museo de Lérida está amparada por la Ley catalana del Patrimonio Cultural, así como por sucesivas resoluciones del Parlament de Catalunya.

El conflicto se arrastra desde 1995, cuando se produjo la segregación de un centenar de parroquias de La Franja, en Huesca, de la Diócesis de Lérida y se añadieron a la diócesis de Barbastro, que pasó a denominarse Barbastro-Monzón; entonces, la nueva diócesis reclamó al Obispado de Lérida las piezas.

DPH SONNAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here