SUSCRIPCION

El pabellón Ángel Orús de Barbastro se convirtió este fin de semana en la sede de la gimnasia rítmica aragonesa. Alrededor de 800 gimnasta, llegadas de más de una treintena de clubes de las tres provincias, iniciaron la temporada competitiva en una jornada que por primera vez se concentraba en horario de mañana y tarde. Con ello, la Federación Aragonesa de Gimnasia Rítmica pretendía aunar en una sola jornada la primera fase del torneo Promoción para conseguir que los mismos jueces valoraran los ejercicios de todas las deportistas.

Esta es la tercera vez que el Club Rítmica 2000 de Barbastro se encargaba de la organización del torneo de Promoción, pero la primera en la que se organizaba durante toda una intensa jornada de casi doce horas. El resultado fue excelente y aplaudido por la Federación, cuyo presidente Carlos Cobo valoró la solvencia de este club.

gobierno aragon contenidos

La cita reunió a prácticamente todas las gimnastas aragonesas, desde el nivel base hasta los superiores, a excepción de las deportistas que compiten en ámbito nacional, que se medirán próximamente en Teruel.

Los numerosos asistentes a la cita deportiva pudieron contemplar un total de 81 montajes en modalidad conjuntos y 155 pases individuales. El evento además contó con la presencia del director general de Cultura, Humberto Vadillo, que participó en la entrega de premios junto con el concejal de Deportes, Ramón Román.

A partir de este fin de semana y hasta junio se van a desarrollar diversas pruebas tanto en categoría individual como de conjuntos, en las que las gimnastas podrán en escena los meses de entrenamiento de uno de los deportes con más exigencia y a la vez con mayor auge que está adquiriendo en Aragón.

El presidente de la Federación valoraba el gran nivel de los ejercicios presenciados en la jornada del sábado en Barbastro. «Lo primero que hay que valorar es la ilusión con la que las chicas practican la gimnasia. Hay muchos niveles y en la medida que aumenta ese nivel la calidad es mayor, pero la ilusión es simplemente la misma en todos los niveles y eso es lo fundamental de este deporte», afirmaba Cobo.

La Federación Aragonesa de Gimnasia Rítmica cuenta con 1.100 licencias, la mayoría en Zaragoza y con un crecimiento en Huesca donde además de clubes se va implantando en los colegios.

Para seguir fomentando este deporte, la Federación está trabajando en un campeonato nacional que tendrá lugar en Utebo en mayo y en el que se podrán ver a las mejores gimnastas del país.

Por su parte, desde el club anfitrión se valoraba el esfuerzo organizativo del evento así como el buen resultado. «Estamos contentos por la buena acogida que ha tenido este campeonato y por su repercusión. Barbastro es un sitio pequeño y hemos tenido que organizar a más de 700 gimnastas y eso supone mucho trabajo. Con ello queremos que la gente vea el nivel de gimnasia que hay en Aragón y que es un deporte serio, que requiere mucho esfuerzo, coordinación, … », afirmaba Rita Piedrafita, portavoz del Rítmica 2.000. Este club cuenta con 64 gimnastas divididas en las modalidades de rítmica y de estética de grupo.

En cuanto a los resultados, varias gimnastas barbastrenses lograron clasificarse para la segunda fase del torneo Promoción.

 

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here