El miércoles visitaron Monzón técnicos de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) y la empresa encargada de redactar el proyecto de la tercera fase de encauzamiento del río Sosa a su paso por Monzon. El documento está prácticamente finalizado y el recorrido sobre el terrero sirvió para “pulir detalles”, definir las afecciones a la trama urbana del entorno del río e intercambiar impresiones con el alcalde y los técnicos municipales.

Cauce del Sosa en Monzón. Foto S.E.El proyecto es sumamente ambicioso por cuanto recoge tres actuaciones:
a) construcción de muros entre el puente de la carretera N-240 y el puente de la vía férrea Zaragoza-Lérida.
b) recrecimiento del muro de la avenida de Goya.
c) construcción de un muro en la margen izquierda entre el puente de La Jacilla y el barrio de la Arboleda, y una escollera en la derecha.

La falta de consistencia del terreno en la zona de Baltasar Gracián, Talleres Revenga, gasolinera Jaime I y la prolongación por ambos lados obligará a trabajos de pilotaje (cimentación), lo que dispara el presupuesto. En la orilla izquierda se intentará salvar las hileras de árboles.

El muro de la avenida de Goya se recrecerá de forma que por la parte alta discurrirá una acera. Si se construyera un terraplén ajardinado que acabase en otra acera inferior, se perderían muchas plazas de aparcamiento, alternativa que no satisface al Ayuntamiento.

Aguas abajo de La Jacilla, la margen derecha se deja libre (la escollera no será grande). El parque de ribera de La Jacilla, precisamente, desempeña el papel de “zona inundable”. El alcalde manifestó que la disponibilidad del proyecto representa “un primer paso muy importante”. A continuación, la CHE remitirá el proyecto al Ministerio de Medioambiente y Medio Rural y Marino, que deberá supervisarlo, marcar un calendario de obras y dotarlo de partidas económicas. Se calcula que la inversión total superará los ocho millones de euros.

mantenimiento WP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here