BurceatLa torre campanario de la iglesia parroquial de Burceat, localidad agregada a Barbastro, ha sufrido un desplome, dado su avanzado estado de deterioro. Una caída de grandes piedras de una de las caras de la torre llamó la atención de los vecinos de esta pequeña población cercana a la ciudad del Vero. Afortunadamente los sillares cayeron a un camino rural, por el que no pasaba nadie por lo que no hubo que lamentar mayores incidentes.

La iglesia de San Bartolomé de Burceat fue construida en 1655. Es un templo sobrio, de estilo gótico tardio aragonés y que no está declarado como bien de interés cultural. De ahí que sus intervenciones en el mantenimiento de la estructura sean escasas.

MONZON
gobierno de aragón

Los pocos vecinos de esta localidad acometen reformas con fondos propios como la pintura del interior del templo o reparaciones puntuales. Pero no se puede acometer una reforma integral, ya que el obispado de Barbastro – Monzón carece de los fondos suficientes. Sin embargo, en los últimos años la diócesis ha invertido algunas partidas en acometer la reforma de la estructura del edificio y acondicionar el tejado, colocando unas vigas y eliminando una estructura en deplorable estado y que amenazaba riesgo de derrumbe.

Burceat1Ahora la diócesis va a tener que actuar en la torre, que presenta serias grietas, como así lo ha asegurado el sacerdote delegado a los vecinos en la pasada fiesta mayor celebrada este sábado. Albañiles y técnicos del obispado han evaluado los daños y se espera que esta semana acometan las obras para restaurar parte del lateral de la torre desplomado, y que correspondía a una de las ventanas del campanario.

Por su parte, el alcalde de Barbastro también evaluó los daños el sábado y desde el Ayuntamiento ya se ha acordonado la zona para evitar que nuevos desplomes provoquen daños a los vecinos.

Mientras que desde la asociación de vecinos se va a encargar un estudio para conocer el estado actual del inmueble y el coste de una posible reforma, para evitar que se produzcan nuevos sustos con la caída de la estructura del templo. En caso de que la cantidad de la actuación sea muy elevada se pedirá a las administraciones públicas que colaboren en estas tareas. «Toda la vida ha habido que hacer cosas en la iglesia pero habrá que plantearse una reforma integral porque cada vez hay más deterioro. Los vecinos tenemos preocupación para que no vuelva a ocurrir un nuevo desplome», aseguraba Clara Mata, presidenta de la asociación de vecinos.

El templo no se ha cerrado al culto, ya que la torre se encuentra en la parte trasera de la iglesia y linda con un camino rural, provisionalmente acordonado hasta que terminen las obras de reparación. De hecho, el sábado, con motivo de la festividad de San Roque se celebró misa y hasta hubo jotas alusivas al desplome.

Gobierno de Aragón
GOB ARAGON surge
dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here