Mujer Rural

10666098_708648162555051_4837635457355487363_nLas secuelas de la intensa lluvia que cayó en la noche del martes en Barbastro todavía se podían apreciar ayer. Algunas calles de la capital del Somontano presentaban restos de lodo a consecuencia de una tormenta que entre las 21.00 y las 22.00 dejó 14,4 litros por metro cuadrado. Sin embargo la lluvia estuvo acompañada de truenos y unas fuertes ráfagas de viento que provocaron daños materiales en el arbolado de la ciudad y en tres viviendas del barrio del Entremuro.

El inmueble número 10 de la calle Esperanza fue el más dañado ya que se desplomó parte del tejado de uralita y dos vigas de madera que generaron daños en las dos viviendas de enfrente con rotura de cristales de las ventanas. Además uno de las vigas calló sobre el tendido eléctrico de la calle cortando el suministro hasta que los operarios de la empresa Aguas de Barbastro Energía lo repararon.

FRANCO MOLINA CENTRAL

10542865_708647669221767_7702280749911842023_nLos propios vecinos y del barrio se encargaron de las labores de limpieza y de recogida de tejas, cristales y maderos esparcidos por la calle.  Por su parte la Policía Local acordonó la calle, poco transitada a esas horas, hasta que se limpio el firme.

Se da la circunstancia de que la propietaria del inmueble número 10 se encontraba en Tenerife por lo que no hubo que lamentar daños personales.

Quiso la casualidad que la tormenta cayó 24 horas después de la celebración de la XXXIV edición del concurso Gastromuro que reunió a una multitud de personas en el barrio.

10645233_10203676860235300_216824653106857775_nAdemás, la tormenta arrancó varios árboles en distintas partes de la ciudad. Un gran pino de la plaza de la Constitución, frente al Ayuntamiento que ayer tuvo que ser retirado. También cayeron árboles en la plaza Aragón (los Jardinetes), dos pinos en la calle Obispo Abad y Lasierra, uno en la calle Pino, que obligó a cortar esta arteria sita en el entorno del pabellón polideportivo, y otro en la calle Terrero, hasta que culminaron los trabajos por parte de los bomberos.

Apagón de luz en Naval

La tormenta también dejó secuelas en Naval que perdió su suministro eléctrico, gestionado por Endesa, desde las 21.30 hasta las 4.00. Esto obligó a utilizar grupos electrógenos a las granjas de animales, al panadero, etc. Sin embargo negocios como el bar no pudieron trabajar durante esa hora. «El apagón supuso pérdidas de dinero a las personas que no cuentan con grupos y un contratiempo para todos los vecinos», se lamentaba el alcalde Javier Rodríguez.

NAVIDAD GOB ARAGON mitad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here