Cáritas Diocesana Barbastro – Monzón.

Peña Montañesa 071De lo alto de la Peña Montañesa, Caritas Diocesana Barbastro Monzón, quiere seguir gritando a todo el que desee oírlo: QUE EL HAMBRE ES POSIBLE ERRADICARLO HOY TOTALMENTE EN EL MUNDO.

dph

Un grupo de voluntarios, trabajadores y amigos de la Institución han ascendido de San Beturián,  Monasterio y cenobio que tuvo gran importancia en el nacimiento de Aragón, hasta la cima de Picón d´o libro para recordar que todavía hoy más de 800 millones de personas (1 de cada 9) sigue acostándose con el estómago vacío, mientras otros millones deben seguir estrictos regímenes de adelgazamiento ya que la obesidad hace que su salud se vea gravemente afectada.

Acabar con el hambre es posible, es cuestión de voluntad, de distribuir con equidad lo que la madre tierra nos da. Acabar con el hambre es priorizar entre el estómago de mi hermano o el “estómago” de mi coche y mi confort…

Acabar con el hambre es posible, regulando los mercados, evitando la destrucción de la producción – hoy un 30% de la producción se desperdicia -, y con un modelo agrícola sostenible.

Acabar con el hambre es posible, evitando el acaparamiento de tierras por las grandes multinacionales y luchando contra la especulación de bienes básicos de consumo.

Acabar con el hambre es un imperativo Divino; el Señor nos dijo “Dominad la Tierra” y también “Dar de comer al hambriento”.

Nosotros hemos tenido la suerte, “sin ningún merecimiento” de nacer en el primer mundo, queremos y debemos gritar por quien no tiene fuerzas para hacerlo, y no es nunca escuchado, QUE EL HAMBRE SE PUEDE ERRADICAR.

Queremos reclamar a los poderes públicos el derecho de todos los seres humanos a una alimentación suficiente, sana y adecuada.

Y a toda la ciudadanía a unirse a nuestro grito esperanzado de “Una sola familia humana. Alimentos para todos”

Varios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here