La SD Huesca tiene varios frentes abiertos en estos momentos importantes para la institución. Por un lado, ya se van descontando días de la llegada del FC Barcelona con todo lo que ello supone y por otro, el gran momento que está atravesando en liga, donde está más que asentado en los puestos de playoff de ascenso a la Liga Adelante.

En primera instancia, el ritmo de ventas de entradas de cara a la visita del FC Barcelona es más que esperanzador. La llegada del conjunto culé en tres semanas en la eliminatoria de Copa del Rey es, evidentemente, el evento del año en Huesca en el ámbito futbolístico. Después de estos últimos años de problemas de descensos y en algunos casos económicos, este espaldarazo le va a venir muy bien al club y a la afición. En el aspecto económico el éxito de la venta de entradas supondrá una importante inyección para la institución. Ya se han superado las 4.000 entradas de un estadio que se irá hasta las 7.000 localidades una vez instaladas las gradas supletorias en el Alcoraz.

dph

Por otro lado, el aspecto deportivo está funcionando a las mil maravillas. El equipo acaba de superar la montaña rusa de filiales madrileños con dos victorias en tres partidos imponiéndose al Atlético de Madrid B y al Rayo Vallecano y cayendo frente al Real Madrid Castilla en un partido en el que la polémica arbitral fue protagonista en el Alfredo Di Stéfano. Así, con esta buena racha, sumada a la clasificación en Copa, la SD Huesca es tercera a un solo punto del líder, el Guadalajara en ese grupo 2 de la categoría de bronce del fútbol español.

Y es que parece que Tevenet está dando con la tecla. Ha conseguido mezclar juventud y veteranía con dosis importantes de calidad en jugadores que han sido importantes en categorías superiores. El equipo juega bien por momentos y, sobre todo, compite a un nivel muy elevado. Con Camacho como capitán y principal protagonista tanto a nivel de juego como a nivel goleador, el apoyo de José Gaspar también en el aspecto goleador está supliendo la falta de gol de los delanteros. Pero, a pesar de que los goles no están llegando para las teóricas referencias goleadoras del equipo, el trabajo de jugadores como el joven Juan Esnáider o Del Pino está siendo fundamental en el engranaje del equipo así como la aportación de Guillem Martí, algo más veterano a sus 29 años que a buen seguro podrá ayudar a sus dos compañeros a encontrar el camino del gol.

En definitiva, la SD Huesca está en el camino correcto. Tevenet tiene claro el objetivo del ascenso y lo que hay que hacer para ello. El equipo está manejando los tiempos de los partidos a la perfección con esa mezcla de experiencia, juventud y talento a la que aludíamos anteriormente. Esperemos que siga la buena línea y que se consiga el objetivo final del ascenso a la categoría de plata del fútbol español.

Guillermo Fernández

 

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here