ESTA HISTORIA VA CONTIGO

Las investigaciones sobre la muerte del cazador montisonense Ginés Sánchez, abatido por un disparo de posta el sábado mientras participaba en una batida para cazar jabalíes, se van esclareciendo.

DSC_0077La tesis central de la investigación apunta a que el cazador recibió un disparo de posta por un compañero de batida que se encontraba próximo a él al confundirlo con una presa. Parece ser que el fallecido se adentró en una zona de arbustos y ramas y al moverse motivo la confusión de su compañero que disparó creyendo que se trataba de un jabalí.

El disparo le impactó en el costado y le provocó la muerte en el acto. Tras realizarle la autopsia en las horas posteriores, el cadáver de este vecino de Monzón de 52 años y que trabajaba en una empresa de reparaciones de aires acondicionados, fue enterrado ayer por la mañana.

La Guardia Civil detenía el martes por la tarde al cazador de 70 años que le acompañaba en la batida –junto a otros dos cazadores más- como presunto autor del disparo. La sección de balística de la Guardia Civil está inspeccionando todas las armas utilizadas en la cazería.

El presunto autor del disparo podría pasar a disposición judicial hoy en el Juzgado de Monzón para iniciar la fase de instrucción del caso que terminaría en la Audiencia Provincial de Huesca.

Las investigaciones de la Guardia Civil culminarán brevemente y todo apunta a que la causa de la muerte se deba a un homicidio imprudente, cuya tipología deberá decidir la jueza del Juzgado de Monzón.

Sobre el detenido podrían caer penas desde prisión, en el caso más extremo, o a una sanción económica. Cabe recordar que los cazadores practicaban la caza con postas, que está prohibida dada su peligrosidad.

TELEFICHAJE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here