PATROCINIO BODEGA

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) se felicita por la eliminación de los aspectos de la futura “Ley Omnibus” que amenazaban la representatividad de los viticultores en los Consejos Reguladores de la Denominaciones de Origen (D.O.).

La Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de los Diputados aprobó ayer con los votos de PSOE, PNV y Coalición Canaria remitir al Senado el proyecto de la ‘ley Omnibus’ , que modifica 47 normas estatales para agilizar los trámites del sector servicios, incluyendo varias modificaciones al texto original entre las que se encuentra la exclusión de las modificaciones relativas a los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen del vino, pues su reforma “supondría el desmantelamiento de su esencia fundamental”.

CAMINO DE SANTIAGO

El texto original de la nueva normativa recogía la eliminación de diversos artículos de la Ley de la Viña y el Vino que, entre otros aspectos, amenazaban la representatividad de los agricultores en los órganos de gestión de las D.O. En concreto, el artículo 39 proponía suprimir los apartados 5, 6 y 7 del art. 25 de la Ley de la Viña y el Vino, (ver página 2 contenido íntegro de los artículos), aspecto que rechazó el Consejo Económico y Social en su dictamen, a propuesta de COAG.

Para COAG, es imprescindible mantener la regulación actual para que siga existiendo un control público previo a la creación de cualquier órgano de gestión en el seno de los Consejos Reguladores de las D.O.. Las labores de estos órganos (que con la eliminación que se planteaba podrían haber tenido naturaleza jurídico-privada), son potestades públicas, pues se trata de certificar calidades y orígenes, cuya competencia no puede quedar desregulada.

Asimismo, no se entendía que los órganos de gestión perdieran la ausencia del ánimo de lucro y que representaran a otros intereses. En este sentido, era necesario asegurar la paridad en la representación de todos los agentes del sector vitivinícola, tal y como recoge el apartado 7 del artículo 25 de la Ley de la Viña y el Vino que se pretendía eliminar: “…manteniendo como principio básico su funcionamiento sin ánimo de lucro y la representatividad de los intereses económicos y sectoriales integrados en el v.c.p.r.d., con especial contemplación de los minoritarios, debiendo existir paridad en la representación de los diferentes intereses en presencia”.

DPH BECAS ARTÍSTICAS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here