ESTA HISTORIA VA CONTIGO

Casi 2.500 empresas aragonesas, en su mayoría pymes, se han beneficiado de los servicios prestados por las empresas públicas Avalia, Sodiar, Aragón Exterior y SUMA Teruel, destinados de manera prioritaria a propiciar la inversión y la creación de empleo en la Comunidad. En su conjunto, esta oferta pública de apoyo a autónomos, emprendedores y pymes ha permitido crear/mantener más de 35.000 empleos en Aragón. A través de una inversión financiera del Departamento de Economía y Empleo cercana a los 200 millones de euros, este ha conseguido movilizar una inversión total aproximada de 800 millones de euros. Los datos han sido expuestos por el consejero Francisco Bono durante las Jornadas de Impulso a la Competitividad que se han celebrado esta mañana en Fraga y que se extenderán por la tarde a Monzón, en colaboración con la Confederación de Empresarios de Aragón (CREA).

imagenes_bono2_6114a87fEl objetivo de esta iniciativa es que los empresarios de las comarcas conozcan las herramientas que tienen disponibles para obtener facilidades financieras (a través de la concesión de avales o préstamos participativos), para conseguir asesoría especializada (tanto en materia financiera como de puesta en marcha de nuevas actividades o inversiones), y/o el soporte profesional para abrir las puertas a los mercados extranjeros. “Quiero subrayar que todas estas posibilidades de apoyo se prestan desde empresas públicas (Avalia, Sodiar, Suma Teruel, Aragón Exterior) y organismos autónomos como el Inaem, que están bien dimensionados, con plantillas y directivos profesionales motivados y que aportan mucho valor al tejido privado porque, en realidad, son palancas de dinamización de la actividad económica y representan de forma ejemplar la actividad del sector público como impulsor y dinamizador de la inversión privada”, ha continuado el consejero Bono.

Además de la actividad de las empresas públicas, y también en el marco de la Estrategia Aragonesa de Competitividad y Crecimiento, el Departamento de Economía y Empleo ha facilitado la concesión de 23,3 millones de euros en subvenciones de la línea de Incentivos Económicos Regionales a 22 empresas para sus proyectos de inversión productiva en Aragón, lo que ha permitido crear 225 puestos de trabajo nuevos y mantener las plantillas en esta empresas, con un impacto total sobre 11.300 empleados, ha detallado el director general de Economía, José María García. Además, la convocatoria de subvenciones a la internacionalización del periodo 2012-2014 ha servido para conceder 1,4 millones a casi 300 empresas que, con esta ayuda, han cubierto el 30% de los costes de su salida al exterior. Finalmente, a través del Instituto Aragonés de Empleo (Inaem), unos 20.000 emprendedores, autónomos y empresas han contado con otros 132 millones en las distintas líneas de políticas activas del Instituto, como las ayudas a la contratación, selección de personal, formación para el empleo e intermediación, ha expuesto el director del organismo, Jorge Escario. El responsable del Inaem ha detallado durante la Jornada el modo de acceder a las distintas líneas de colaboración que establecen con las empresas, tanto de apoyo económico como en materia formativa y de selección de personal.

La jornada celebrada en Fraga ha servido para mostrar algunos casos de éxito de esta colaboración público-privada, que ha tenido en el Grupo Ángel Bosch uno de sus exponentes. Sergio Sánchez, su director comercial, ha destacado el impulso que la ayuda de Sodiar ha dado a la expansión de su negocio por todo el país. El mismo argumento ha empleado Iris Solanes, una emprendedora que ha podido poner en marcha su negocio relacionado con la salud con el soporte del Inaem.

“Muchas veces, hasta que no escuchamos el testimonio en primera persona de otros empresarios o directivos no somos capaces de imaginar y desarrollar el potencial de nuestros propios proyectos empresariales y los mecanismos de refuerzo que pone a su disposición la Administración”, ha concluido el consejero antes de presentar a los empresarios.
Esta tarde será Monzón la que acoja una nueva Jornada de Impulso a la Competitividad, una reunión de empresarios que contará con el relato de la experiencia de la empresa Frutas Villa Pepita, cuyos responsables relatarán cómo conocieron y trabajaron con Avalia, y la firma de eventos Three Party Events, que tuvo el apoyo del Inaem en el inicio de su actividad.

Operaciones realizadas con empresas del Bajo Cinca y Cinca Medio

En los últimos tres años, la sociedad Aragón Exterior, que trabaja en la internacionalización de la empresa aragonesa, ha realizado en el Bajo Cinca un total de 18 proyectos individuales para otras tantas pymes de la comarca, además de otros y doce proyectos colectivos, lo que demuestra la inquietud empresarial en la comarca altoaragonesa. En cuanto a las acciones individualizadas, confeccionadas a medida de cada pyme, Arex ha elaborado cuatro para empresas del sector industrial. El resto (14) se han correspondido con firmas de actividades agroalimentarias; en concreto, siete de Alimentación, tres relacionados con la actividad del vino y cuatro, con los productos frescos (frutas y hortalizas). Atendiendo a los países de destino, los más demandados en Europa son Francia, Alemania y Benelux. Fuera de las fronteras europeas, Emiratos Árabes y China son los destinos preferidos. Los proyectos de participación en acciones colectivas organizadas por Arex en la comarca se distribuyen entre el sector agroalimentario (siete) y el industrial (cinco).

Por su parte, a 31 de diciembre de 2014, Avalia mantenía en Fraga un riesgo vivo en avales de casi 1,8 millones de euros, lo que cubre una plantilla superior a los 550 empleos en la zona. Sodiar mantiene un proyecto en la zona que beneficia a la actividad que ocupa 135 trabajadores implantados en la misma comarca.

En el Cinca Medio, y en el mismo periodo, Aragón Exterior realizó 14 proyectos de internacionalización para empresas de la zona. La mitad han sido trabajos personalizados. Seis de ellos correspondieron al sector industrial y dirigidos a los mercados chino y alemán, mientras que el séptimo, del sector tecnológico, tuvo como objetivo Polonia. En las acciones colectivas todas las empresas participantes fueron del sector industrial.
Respecto a la formalización de avales por parte de la sociedad pública Avalia, a final del año pasado esta mantenía un riesgo vivo de más de cuatro millones de euros, lo que implicó a una plantilla global de más de un millar de trabajadores. Sodiar aprobó dos proyectos de inversión en Monzón, que han supuesto una inversión total en la comarca de casi tres millones de euros.

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here