La provincia de Huesca es un referente a nivel nacional en el cultivo y comercialización de la alfalfa. Comarcas como Cinca Medio, La Litera y sobre todo Monegros aportan el 60% de la producción de Aragón que supone más del 55% de la producción nacional.

DSC_0193Desde Los Monegros se viene trabajando en la apuesta por la calidad del producto y en seguir potenciando la exportación a los Emiratos Árabes y al gran mercado emergente de China. Estas fueron dos de las principales ideas que arrojó la jornada técnica sobre la alfalfa, celebrada el martes pasado en la Bodega Irius de Barbastro, organizada por la Cooperativa de Los Monegros de Sariñena y el Secadero de Cereales Santiago de Grañén.

La jornada reunió a unos 130 agricultores que participaron en las ponencias que versaron sobre las variedades, producciones y el control de la calidad, la evolución del mercado, y los proyectos en común en los que trabajan ambas sociedades.

Ambas sociedades exportan entre un 80 y un 90% de sus producciones. Exporta a diez países y dentro del grupo Alfeed en 2014 se ha exportado en torno a 75.000 toneladas de alfalfa.

Las dos cooperativas cuentan con unas 4.000 hectáreas de alfalfa y cuentan con 620 socios de toda la comarca. Se puede decir que la alfalfa es la principal industria por facturación e importancia económica de Los Monegros. La facturación de las dos cooperativas ha rondado los 60 millones de euros en el pasado ejercicio, sumados otros cultivos como maíz, etc.

El gerente de la Cooperativa Los Monegros, José Miguel Ochoa, se muestra optimista a la hora de analizar el sector de la alfalfa: «Tiene grandes incertidumbres por los mercados nuevos que se abren, pero con grandes perspectivas porque hay una gran demanda internacional y tenemos el reto de adaptarnos a esos mercados».

En esa adaptación será clave «cambiar la mentalidad del productor porque está acostumbrado a producir y producir y todo hay que venderlo. Ahora hay que adaptarnos a los tiempos en los que estamos y hay que producir lo que se vende y no al reves», considera el gerente del Secadero de Cereales Santiago, Juan Vitallé.

El sector de la alfalfa está resistiendo bien la crisis a pesar de que ésta ha hecho desaparecer el mercado nacional, como detalla Vitallé.

«Es un sector privilegiado gracias a la exportación porque sin ella estaríamos en una crisis muy profunda».

Según los datos recopilados en los últimos diez años, el futuro pasa por la internacionalización. «Hemos pasado de un consumo nacional de en torno a 1.000.000 toneladas hace diez años a 450.000 el año pasado. Si no es por los Emiratos Árabes estaríamos muy apurados, pero ahora entra China y es un mercado con mucha necesidad de alfalfa. El potencial está en China pero no hay que olvidar los Emiratos y otros países porque en el exterior hay mercado».

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here