orangutan superior

El obispo Milián inauguró el nuevo centro. Foto JLP.Ocho menores de edad con problemas familiares conviven en el nuevo Centro de Atención al Menor “Rafols” de la capital mediocinqueña que ayer inauguró el obispo de la diócesis Barbastro – Monzón, Alfonso Milián, el alcalde de Monzón, Fernando Heras, el director provincial del IASS, Antonio Escartín, el presidente de Cáritas Diocesana, Valentín Ledesma, y el vicepresidente del Consejo de Administración de la Obra Social de Ibercaja, Eugenio Nadal.

El nuevo centro, que sustituye a los anteriores pisos de alquiler que Cáritas Diocesana Barbastro – Monzón había tenido en la ciudad del Cinca, se ubica en el edificio Ágape de la calle Joaquín Sorolla. Este edificio ya fue inaugurado hace dos años por el obispo Alfonso Milián ya que en su planta baja alberga el taller ocupacional “El Telar”, destinado al empleo de mujeres con problemas de accesibilidad laboral y que reciben cursos de formación y trabajan en la manufactura de tejidos y prendas de vestir que luego venden en las tiendas de Cáritas de segunda mano distribuida por la diócesis.

buzón del lector

El centro se ubica en el edificio Agape. Foto JLP.En su planta superior se ha llevado a cabo una intensa reforma para unir dos plantas que quedaban diáfanas y convertirlas en un piso de acogida para menores con una planta de 245 metros cuadrados que ofrece todo las comodidades de un hogar. En la actualidad son ocho niños de edades comprendidas entre los 4 y 9 años (aunque se puede acoger a muchachos de hasta doce años) los que conviven junto con un monitor responsable. “Intentamos dar a estos niños con problemas familiares una vida lo más parecida a la que podrían tener con una familia, llevándolos al colegio, comiendo con ellos, pasando los ratos libres, … Intentamos que encuentren un ambiente lo más parecido a una familia convencional”, explicaba el presidente de Cáritas Diocesana Barbastro – Monzón Valentín Ledesma. Las dos plazas que quedan libres son para albergar a niños que sean acogidos de urgencia. Los niños pueden ser tanto de la diócesis como del resto de España, según aclaró Ledesma.

Instalaciones del centro de acogida.La obra ha supuesto una inversión de 100.000 euros, de los cuales la Obra Social de Ibercaja ha aportado 90.000 euros. El resto se ha llevado a cabo con donaciones de herencias de feligresas y con fondos propios de Cáritas. Por su parte, tanto el alcalde de Monzón como el director provincial del IASS comprometieron su apoyo con éste y otros proyectos de Cáritas “como acto de justicia ya que Cáritas se ocupa de la gente que más lo necesita”, recordó Heras.

El obispo Milián agradeció el apoyo recibido especialmente porque va a favor del sector más frágil de la sociedad como son los niños.

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here