El Ayuntamiento de Monzón ha contratado a la empresa riojana Sturnus Control para ahuyentar los estorninos que llegan a la ciudad en grandes bandadas al atardecer y pernoctan en diferentes zonas arboladas del casco urbano. Los excrementos que generan estas aves son el principal problema. La campaña se prolongará hasta abril.

Sturnus Control ya trabajó para el Ayuntamiento en las campañas de 2009, 2010 y 2011. Su estrategia consiste en la suelta de halcones y búhos a última hora de la tarde, el lanzamiento de elementos pirotécnicos y la emisión de sonidos (graznidos de rapaces) que causan estrés a los pájaros que se pretende desalojar.

Los operarios de la empresa dedicarán el fin de semana a instalar en los lugares de mayor concentración de tordos los aparatos necesarios para la emisión de las grabaciones y la activación de la pirotecnia, y el “ataque” comenzará el lunes. Lo habitual es que la “acción combinada” dure unos veinte minutos y se repita siete u ocho días en la primera fase.

 

SUSCRIPCION

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here