El sonido de la banda municipal de Ejea de los Caballeros inundaba a primera hora de la tarde de ayer los alrededores de la Catedral de Barbastro. En sus inmediaciones se apostaban decenas de sacerdotes llegados de varios puntos de España, Roma y América Latina. Risas, abrazos y fotografías. A ellos se sumaron los cientos de fieles que no quisieron perderse una jornada histórica para la diócesis de Barbastro-Monzón, la toma de posesión del nuevo obispo, el ejeano monseñor Ángel Javier Pérez.

DSC_0206Fue un acto lleno de solemnidad pero también una gran manifestación popular de cariño y aprecio al nuevo obispo, que sucede a Alfonso Milián, que pasa a ser emérito de la diócesis altoaragonesa. Ejemplo de ello fueron los más de mil fieles que abarrotaron La Seo y, los alrededor de cuatrocientas personas que siguieron la ceremonia desde los jardines del Museo Diocesano a través de las pantallas colocadas.

CAMINO DE SANTIAGO

La ceremonia la celebró el presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez, el arzobispo de Zaragoza Vicente Jiménez, y el obispo emérito Alfonso Milián. Junto a ellos un largo nombre de obispos, hasta 43, llegados de las diócesis españolas pero también de Colombia y Venezuela. No faltó el que fuera obispo de esta diócesis, y ahora emérito de Tenerife, Damián Iguacén a sus más de 90 años .Nutrida fue la presencia de obispos catalanes de las diócesis de Gerona, Tarrasa, Urgell y Tortosa –amigos de Ángel Pérez-, mientras que en representación de la vecina Lérida, en litigio con la altoaragonesa por los bienes de arte sacro- acudió el vicario general.

DSC_0180Les acompañaron unos doscientos religiosos, todo el presbiterio de la diócesis y las comunidades religiosas, abades, miembros de la hermandad de sacerdotes operarios, congregación a la que pertenece Pérez, y del Pontificio Colegio Español de San José en Roma, del que fue rector.

La representación institucional copó los primeros bancos: la presidenta del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, el delegado del Gobierno, Gustavo Alcalde, el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, los alcaldes de Barbastro y Monzón, Antonio Cosculluela y Rosa María Lanau, el candidato socialista Javier Lambán y su sucesora al frente del Ayuntamiento Ejeano, (sobrina del obispo), diputados, senadores, presidentes de comarcas del Somontano y Cinca Medio, alcaldes de la zona como los de Peralta de Alcofea y Villanueva de Sigena, que ansían el regreso de los bienes con este nuevo pastor. «Y media Ejea», como apuntó desde el púlpito Pérez en sus palabras de agradecimiento a todos los fieles y amigos que le arroparon.

DSC_0049Dos horas antes, el nuevo obispo fue recibido por aplausos al entrar en la Catedral acompañado del séquito de prelados. Los aplausos también recibieron al obispo emérito Alfonso Milián, con rostro que reflejaba su «paz y felicidad», como el mismo aseguraba.

La santa misa comenzó con la homilía de Milián que aseguró que su iglesia diocesana «te recibe con profunda alegría. Que el Señor guíe tus pasos por los caminos de nuestra tierra para llevar la Buena Noticia a todas las gentes».

En su homilía, Ricardo Blázquez recordó que Barbastro es una «diócesis mártir» y que al nuevo obispo le han «precedido santos pastores» como el obispo Florentino Asensio, fusilado en la Guerra Civil, Jaime Flores, Ambrosio Echebarría y Alfonso Milián del que dijo «deja una estela luminosa de bondad».

DSC_0303El momento de mayor solemnidad fue cuando monseñor Pérez recibía la ordenación tumbado en el suelo del altar mayor. Después fue ungido con el santo crisma y recibió los símbolos episcopales: el libro de los evangelios, el anillo de su compromiso con la diócesis, la mitra y el báculo del obispo mártir de esta diócesis Florentino Asensio. Ya como obispo, monseñor Pérez prosiguió con la eucaristía y terminó pidiendo un deseo: «Soy vuestro. Ya no existo, me debo a esta esposa hermosa por dentro y por fuera. Sólo os pido vuestra vida. Os quiero asociar a mi humilde pastoreo. Ejerced de testimonio de pastores, sostened mi báculo y visibilizar al buen pastor».

A su término, en la sala capitular se refirió al conflicto de los bienes: «Soy sensible a ello como aragonés y voy a informarme».

Homilía de Ricardo Blázquez

Galería de imágenes 

La fiesta culminó en el Centro de Congresos con la actuación de grupo barbastrense Tradiciones y, de nuevo, la banda municipal de Ejea que entonó melodías de la localidad, para regocijo del nuevo obispo, segundo ejeano en la historia de esta diócesis. Allí de forma más distendida pudo saludar a los numerosos vecinos que le mostraron su afecto.

 

 

DPH SONNAR

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here