Un entrenador que no puede sentarse en el banquillo porque el anterior técnico tiene interpuesta una demanda contra el club por impago de salario. Un equipo que no cobra y su presidente tiene que transportar a algunos jugadores en su propio vehículo a los entrenamientos pagando dinero de su bolsillo. Deudas por más de 41.000 euros, problemas con la Seguridad Social que impiden cobrar una subvención del Ayuntamiento. Un presidente que anuncia que se va y que habla de refundar el club con otro nombre. Esta es, en resumen la radiografía de la U.D. Barbastro, club fundado en 1947, un histórico del fútbol aragonés, y que está pasando sus días más críticos.

DSC_1008Ayer se vivió un nuevo episodio de esta irregular situación. El colectivo de jugadores y su entrenador Xavier Pérez desconvocaron a última hora de ayer la rueda de prensa convocada inicialmente para hoy a las 19.00 antes del entrenamiento. Según informó el técnico rojiblanco, un grupo de ciudadanos barbastrenses, abonados al club, están trabajando para coger el relevo a Carlos García que hoy a las 13.00 presentará su dimisión. Ayer el presidente y gerente ya comunicó su decisión a la Federación Aragonesa de Fútbol. «Presentó la dimisión y que venga quien venga, yo no aguanto más. Estoy solo, sin apoyos no se puede, he tragado muchas cosas y el club no genera nada o por lo menos yo no sé generarlo, y me tocaba hacer demasiadas cosas, y mi bolsillo tiene un límite. Esto me afecta personalmente en mi estado de salud, y tengo familia e hijos», indicaba García.

dph

Los jugadores han conversado con este colectivo de aficionados y han aceptado su petición de terminar dignamente la temporada. Quedan seis partidos, y el próximo será en el Municipal ante el Tarazona.

Este grupo de personales ha garantizado que la próxima campaña habrá un nuevo proyecto deportivo.

De momento no ha trascendido el nombre de estos aficionados, pero se espera que en los próximos días se produzcan noticias al respecto.

IMG_0498Cabe recordar que el actual presidente y gerente Carlos García convocaba una asamblea de abonados para buscar una salida a esta situación hace diez días. Reunión que escasamente tuvo acogida entre los abonados ya que sólo medio centenar de los casi trescientos acudieron. En ella García informó sobre la deuda del club y comunicó que no seguirá al frente de la entidad. También se planteó la posibilidad de iniciar un nuevo proyecto deportivo con otro nombre, con lo cual el nuevo proyecto deportivo nacería sin deudas.

El presidente dio un plazo para la reflexión que de momento no ha tenido sus frutos. Sólo ha recibido buenas palabras y agradecimiento por el coraje con el que está encarando esta campaña. García aseguraba ayer desconocer la intención de este grupo de aficionados para tomar las riendas del club ya que nadie ha hablado con él.

El club todavía debe recibir 15.000 euros en concepto de subvención del Ayuntamiento, si bien, ésta partida no se puede recibir hasta que no se resuelva un conflicto con la Seguridad Social.

Carlos García recaló hace dos temporadas en la U.D. Barbastro de la mano de la empresa GM Sport Agency dedicada a gestionar equipos profesionales. El proyecto parecía atractivo y así fue en su arranque con varios fichajes procedentes del fútbol internacional. Si bien, el proyecto fue perdiendo fuelle por las deudas heredadas y la temporada pasada, la empresa se despidió. García se quedó al frente con Jose Antonio Fierro como presidente, con el cual acabó en los tribunales. Ahora, García –solo desde buena parte de la temporada-, se marcha definitivamente.

 

dph

1 Comentario

  1. No hay casi 300 socios, y  ya veremos si se continua y como que de salva patrias estamos hartos. El colmo sería que los que forman parte del problema ahora quieran aparecer como salvadores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here