«La gestión ha sido mala en lo deportivo y en lo económico he cometido el error de creerme que podía hacerlo solo. He tenido falta de apoyo en una situación muy complicada. Es un club que no genera ingresos desde enero y que tiene gastos muy elevados». Con estas palabras anunciaba ayer en rueda de prensa Carlos García su dimisión como presidente de la U.D. Barbastro, club al que llegó hace dos años con una empresa especializada en la gestión de clubes de fútbol.

IMG_0985Han sido dos años en los que el equipo no ha tenido ni estabilidad económica, ni institucional, ni deportiva, ni respaldo social. De los 500 socios con los que García planteó el proyecto, esta temporada sólo hay 240. Las deudas superan los 41.000 euros y se tiene causas pendientes con la Seguridad Social por lo que no se puede cobrar la subvención del Ayuntamiento de 15.000 euros. El anterior técnico reclama su paga, y posiblemente algunos ex directivos soliciten la devolución de su aval, lo que dejaría en una situación de quiebra a la entidad. En este contexto, García ya no puede más: «El jueves estuve haciendo trámites en Zaragoza por una sanción injusta, ese mismo día tuve dos juicios en el Juzgado de Barbastro por este club y el viernes ya tuve un problema de salud y eso es lo que ha acelerado que tome esta decisión. Me he hecho cargo de todo durante toda la temporada, incluso ir con mi coche a Zaragoza a entrenar, he pagado desplazamientos todo y es insostenible para una persona sola».

GOB ARAGON surge

Su dimisión ya la comunicó a la Federación pero la presentará de forma inminente y oficial en Zaragoza. También hoy se reunirá con el alcalde.

García ayer agradeció el apoyo del Ayuntamiento durante la pasada campaña «que salvó al club, como ha hecho en otras temporadas».

García sólo atisbó como solución el compromiso de «alguien con un peso específico empresarial y político en la ciudad, con tradición en el fútbol y que conozca su sociedad. Me lié con el proyecto con mucha ilusión y mucho desconocimiento, pero se me ha engañado por parte de la junta directiva. Además a mí siempre se me va a ver como alguien de fuera a pesar de que envejezca aquí», apuntó.

Sobre el futuro del equipo, el cuerpo técnico se hará cargo de las labores directivas hasta final de temporada.

El entrenador Xavi Pérez y su ayudante Fernando García informaban que un grupo de personas ajenas al club pero con vinculación futbolística podrían tomar las riendas del próximo proyecto.

Algunas fuentes también apuntan que pudieran ser personas del fútbol base, una posibilidad que ya se planteó en la última asamblea de abonados y aficionados.

García desconoce sus nombres pero se mostró dispuesto a colaborar con ellos. «Yo ahora me sentía como un obstáculo y si me marcho es por ayudar. Si fuera la solución me quedaría, pero espero que mi salida empuje a que alguien de un paso al frente», afirmó.

Anoche, un grupo integrado por el cuerpo técnico y jugadores mantuvo una reunión en el Ayuntamiento de Barbastro con el concejal de Deportes para buscar una viabilidad al proyecto y «acabar dignamente la temporada», afirmó el concejal Ramón Román.

Por otro lado, el alcalde Antonio Cosculluela mantendrá hoy una reunión en el Ayuntamiento con el ex presidente de la U.D. Barbastro Carlos García. «Espero que sea para un rescate», aseguró ayer al término de su rueda de prensa.

 

DPH

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here