Como sabes, hace dos días, el martes, se ha dado el pistoletazo de salida para nuestra gran cita anual con el señor Montoro: Es hora de prepararnos para la declaración de la renta de 2014. Esta campaña dura desde el siete de abril hasta el 30 de junio. Y como suele pasar, hay novedades interesantes y decisiones que pueden tomarse para mejorar nuestro bolsillo. Más de 19 millones de personas presentan declaración este año y más de 14 millones de personas serán a devolver.

 ¿Y todos debemos hacer la declaración de la renta?

CAMINO DE SANTIAGO

Aquí empiezan las decisiones. Si tus rentas del trabajo son de menos de 22.000 euros anuales con un solo pagador, no estás obligado a hacer declaración. Peeeeero, en ocasiones resulta oportuno presentar la declaración, aunque no estés obligado, para beneficiarse de las ayudas fiscales, desgravaciones y deducciones que el Estado y las comunidades autónomas ofrecen a los ciudadanos.

 ¿Y por dónde empezamos?

Hay que empezar por recibir el borrador de nuestra declaración. No hay que olvidar que si lo firmamos para entregarlo y no lo hemos leído atentamente cualquier error u omisión será de nuestra responsabilidad. En el último año, si nos hemos casado, tenido hijos o nos hemos separado en 2014, puede darse el caso de que el borrador no recoja esa nueva circunstancia en nuestra vida. Es importante para poder beneficiarse de los beneficios tributarios por hijos u otras ayudas fiscales que ofrecen las comunidades autónomas o si se considera oportuno para presentar la declaración conjunta.

 ¿Y si has sido madre en 2014?

Suele pasar que el borrador no incluya la deducción por maternidad para madres trabajadoras. Para estas Hacienda ofrece una deducción de 1.200 euros anuales que se pueden disfrutar con independencia de que no tenga cuota suficiente. Además, para anticipar esta deducción, se permite a las madres trabajadoras con niños menores a tres años cobrar esta ayuda mensualmente con un ingreso en su cuenta de 100 euros al mes.

Y si tengo aportaciones al plan de pensiones, ¿qué debo hacer?

En ese caso restaremos de la base imponible de la renta las aportaciones a los planes de pensiones. Se debe verificar si Hacienda lo ha incluido en el borrador porque rebaja sustancialmente la factura fiscal. La reducción tiene un límite de 10.000 euros con carácter general y de 12.500 para los que tengan más de 50 años.

 También hay que revisar las cuotas periódicas que pagamos en distintos conceptos.

Así es. Hay que revisar en el borrador las aportaciones a colegios profesionales, organizaciones sindicales, políticas y a entidades sin ánimo de lucro, como las asociaciones de consumidores. Como son deducibles es importante comprobar que están incluidas en el informe fiscal que remite Hacienda.

También habrá que incluir las ayudas que recibimos del Estado o de la Comunidad.

No hay que olvidar que las ayudas públicas y subvenciones se consideran una ganancia patrimonial y debe tributar por ello y no suelen aparecer en el borrador por lo que debes completarlo incluyendo por ejemplo, las ayudas estatales por la compra del coche del plan PIVE o las que aportan algunas comunidades para la adquisición de vivienda.

Recuerdo que has mencionado en otros programas que la vivienda es la más importante inversión de las familias en este país. ¿También deben declararse los ingresos y gastos?

Uf, aquí empieza un poco el lío. Los que compraron vivienda después del 1 de enero de 2013 no podrán beneficiarse de la deducción por adquisición de vivienda habitual. Los que compraron antes de esa fecha podrán deducirse el 15% de los pagos anuales (hipoteca, intereses y gastos registrales). Recuerda además que si has abandonado la vivienda habitual no podrá deducírsela. Los declarantes que tengan una segunda vivienda o más tienen que hacerlas constar en su declaración de la renta porque hay que tributar por ellas. Hacienda cuenta con los datos que les proporcionan los registradores y notarios así que detecta con facilidad cualquier, llamémoslo, olvido.

 Y si alquilas tu vivienda, o estás en régimen de alquiler, ¿también debes declararlo?

Si alquilas tu vivienda hay que incluirla en la declaración porque el señor Montoro puede detectar a posteriori, con el cruce de datos de consumo de agua, electricidad o gas, cualquier olvido. Además, como existen bonificaciones autonómicas para los arrendatarios puede saltar en el cruce de datos.

Entonces, habrá que decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad?

Pienso que sí. Y me pregunto, ¿los que tienen su dinero en paraísos fiscales, dirán también toda la verdad?

Cesar Torres Lañas

Asociación de Consumidores Red de Ahorradores e Inversores

Avda. de los Pirineos, 28

22004, Huesca
974 221043

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here