SUSCRIPCION

EFE. Ronda Somontano.

El obispo de Barbastro – Monzón Ángel Pérez se ha reunido esta semana en Roma con los responsables de la Secretaría de Estado del Vaticano para defender la devolución de los bienes de las parroquias aragonesas que permanecen depositados en el Museo Diocesano y Comarcal de Lérida.

gobierno aragon contenidos

DSC06614Monseñor Pérez viajó el lunes Roma para abordar diversos asuntos y entre ellos hizo un hueco para solicitar al secretario de Estado de la Santa Sede Pietro Parolín y su equipo que proceda a la devolución de los 113 bienes de arte sacro procedentes de las parroquias de altoaragonesas de la diócesis Barbastro-Monzón.

En su charla el obispo barbastrense tenía previsto informar sobre la reunión mantenida con la ex consejera de Cultura del Gobierno de Aragón, así como los alcaldes de Villanueva de Sijena, Berbegal y Peralta de Alcofea, y sus asesores legales. También pretendía dar al equipo del Secretario de Estado del Vaticano las últimas sentencias del Tribunal Supremo que legitiman la catalogación aragonesa de los bienes.

El prelado también prevé informar sobre el contenido de la reunión mantenida el pasado mes de junio junto al titular de la diócesis de Huesca, Julián Ruiz, en la que se acordó instar a su homólogo en Lérida la devolución de los bienes sobre la base jurídica de las resoluciones del Supremo.

“Quiero que el secretario de Estado del Vaticano esté al corriente de todo. En estos temas lo que importa es comunión y transparencia. Le diremos que vamos a mandar la carta que ya se dijo al Obispo de Lérida (para que acate las sentencias y devuelva los bienes) y a partir de ahí vamos a ver como se suceden las cosas. Tarde o temprano yo estoy seguro de que las cosas se arreglarán”, declaraba el obispo antes de su viaje.

El obispo Pérez recordaba que también se ha hecho llegar al Nuncio de la Sante Sede toda esta información que se ha puesto en conocimiento ahora en Roma.

Los bienes reclamados fueron catalogados años atrás por la Generalitat de Cataluña, lo que, según ha argumentado de forma reiterada el obispo leridano, Joan Piris, le ha impedido retirarlos del museo para devolverlos a las parroquias que ostentan la legítima propiedad de las piezas.

Para hacer frente a esta situación, el Gobierno aragonés procedió a su vez en 2010 a catalogar como propios los bienes de las parroquias reclamados más otros no incluidos en el litigio, decisión que fue recurrida en instancias judiciales por la Generalitat.

Catalogaciones que, sin embargo, fueron confirmadas en primera instancia por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) y el pasado mes de mayo por el Tribunal Supremo en sentencias que, a juicio del letrado de algunos de los municipios afectados, Jorge Español, abren de forma definitiva la puerta a la devolución de los bienes reclamados.

El Supremo entiende en sus resoluciones que estos bienes se encuentran depositados en Lérida con carácter provisional y que la diócesis de esta población catalana los retiene a título de depósito y no de propiedad. Unos argumentos, en opinión de Español, que dejan sin “eficacia jurídica” la catalogación catalana como una colección inseparable.

Entre las piezas más significativas a devolver figuran los frontales de San Hilario de Buira y San Vicente de Tresserra, dos pinturas románicas del siglo XIII de gran valor artístico, una talla gótica de la Virgen de Zaidín (s.XIV), una arqueta procedente de Buira (s.XIV), o un bol del s.XIV procedente de Benavente con inscripciones árabes.

Pero además, al margen del conflicto de las parroquias de la Franja Oriental de Aragón, el Ayuntamiento de Berbegal reclama un valioso frontal románico y el de Peralta de Alcofea una tabla gótica y el pórtico de la antigua iglesia de El Tormillo, que la Diócesis de Lérida incorporó a una vieja iglesia de su ciudad décadas atrás.

 

dph

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here