El año pasado la conocida “sentencia de Castanesa”, anuló el Plan General del municipio, y coincidió en el tiempo con la “sentencia de Valdecañas” (Cáceres) que ordenó destruir doscientas viviendas de lujo, varios hoteles y un campo de golf levantados en una isla protegida de un pantano. Ambas sentencias tiene muchas similitudes, como las siguientes: 

– Los dos lugares están integrados en “Red Natura 2000”, de especial protección.

comarca

– Los dos recursos jurídicos fueron presentados por particulares, erigidos así en defensores de la naturaleza.

– Las dos actuaciones urbanísticas omitieron la Evaluación Ambiental Estratégica que impone la Ley, y esa omisión ha sido la causa de las dos anulaciones judiciales.

– En las dos iniciativas hay detrás una empresa pública (Aramón en Castanesa).

– Ambos acuerdos urbanísticos fueron adoptados por gobiernos regionales del PSOE, mientras las sentencias se dictaron cuando gobernaba el PP.

– La reacción de estos últimos ha sido idéntica: no estar de acuerdo con las sentencias y recurrirlas a instancias superiores.

De-Benasque-a-cerler.-vista-benasqueok3De manera que para aquellos mandatarios populares de Aragón y Extremadura, las actuaciones urbanísticas de Castanesa y Valdecañas, de hondo calado, no necesitaban evaluación ambiental (pese a imponerlo la Ley), luego compraron la mercancía de los socialistas que les precedieron y defendieron su actuación….

Es menester recordar que en Castanesa la Justicia no anuló la ampliación de la estación de Cerler, que no se discutía, sino el Plan General urbano del pueblo. Para ampliar Cerler basta con poner más remontes y contratar una empresa austríaca perita en confeccionar largas sirgas de acero cuyos cabos ata sin nudos ni bridas. Por el contrario la Justicia anuló la intención de construir tres mil viviendas en Castanesa sin una evaluación ambiental, dado que es una zona integrada en “Red Natura 2000”, de especial protección ambiental.

Otra cosa distinta es que Aramón se parapete detrás de las estaciones de esquí como excusa para urbanizar a lo ¿salvaje?…

Es lógico y prudente que este tipo de actuaciones requieran una evaluación ambiental. Hay que recordar que en la ampliación de Formigal la empresa Aramón provocó unos graves daños en el monte que ocasionaron el deslizamiento de la ladera de una montaña, anexa al aparcamiento de Portalet. El Ministerio de Medio Ambiente, en su revista de noviembre de 2.004, lo calificó de “desastre ecológico”, y nada pudo hacer para impedirlo, por no ser de su competencia… El programa “Al filo de lo imposible” denunció aquella herida proferida al Pirineo, y el escritor Eduardo Martínez de Pisón, catedrático de geografía y pireneísta afirmó: “Los bárbaros de Aramón han hecho algo intolerable y lo han visto miles de personas. Y han dicho cosas impresentables como que eso se iba a quedar mejor de lo que estaba. Han dicho que iban a ser los depositarios de las montañas de Aragón…”

En Formigal el primer informe de impacto ambiental lo firmaron tres técnicos de la DGA y era contrario a aquella actuación; como al Consejero de Medio Ambiente (regionalista) no le gustó el documento destituyó a los informantes y designó a un técnico de deportes de una comarca, licenciado en el INEF (como el consejero) para que le hiciera otro informe ambiental favorable… Y todo por el empecinamiento de construir en Portalet 3000 aparcamientos a 1.800 m. de altura. ¿A qué coste? En Europa no hacen aparcamientos tan altos, y los sustituyen por un funicular: muchísimo más barato, más funcional y menos agresivo al paisaje.

En lo que a Castanesa se refiere la compra de suelo por Aramón (que pagamos todos) dizque ha costado 20 millones que, ahora, con el Plan General anulado, valen casi nada… Si sumáramos el coste del aparcamiento de Portalet y la compra de suelo en Castanesa nos íbamos a cabrear bastante.

En mi modesta opinión para ampliar Cerler quizás baste con comprar más remontes y que unos austriacos aten una sirga kilométrica sin nudo ni bridas. Técnica que siempre me ha asombrado.

DPH

4 Comentarios

  1. Blas , me parece interesante tu artículo , y si me permites te diré que después de una primera lectura hay varias cosas que me han llamado la atención . En el listado de coincidencias , observo en la segunda que en los dos casos son los ciudadanos , el pueblo llano, quien da un paso al frente por defender todos los valores que podamos imaginar , empezando por los ambientales , que no son cosa nimia .
    Me llama también la atención que todo este embrollo y coincidencias vienen a cuento de los intereses o actuaciones de los dos grandes partidos , PP y PSOE .Creo que son ambos dos la madre de todas las batallas , y también su causa . Y después , si me permites ahondar en alguno de tus argumentos , hubo un alcalde en Sallent de Gállego, no sé de qué partido era , que con la burbuja a punto de explotar tuvo la genial idea de crear una empresa municipal que se iba a meter a «inmobiliaria» y diseñó una urbanización más en la zona ya urbanizada de la Estación de Formigal con tan mala suerte que también por no hacer o no hacer caso a los informes de impacto ambiental , resulta que esa zona también era de morrenas como el aparcamiento susodicho y se empezó a mover el terreno haciendo que todo el dinero de los vecinos de Sallent se quedara paralizado y devaluado menos en su aspecto de la deuda a los bancos  que amenazaba con deshauciar las cuentas de este ayuntamiento . Se podría hablar de los terrenos de Aramón en Cerler que el actual alcalde de Benasque declaró litigiosos arruinando el pelotazo justo cuando la burbuja estalló lo que produjo también su devaluación . Conclusión : parece que los desmanes urbanísticos que se cometieron en el Mediterráneo no sirvieron de lección a los políticos de nuestra región a la hora de especular con nuestras montañas y a costa de sus pobladores y del resto de contribuyentes .

  2. Leído el artículo se pone de manifiesto que el problema de fondo es el modelo de desarrollo elegido, en este caso concreto, para las áreas de montaña. Responde a la consecución de un dinero fácil y rápido como objetivo de unas élites económicas y financieras que vehiculan, para lograr sus fines, a las élites políticas que nos dirigen representadas por los dos grandes partidos, PSOE y PP. Hay una complicidad innegable y evidente entre estas élites, al extremo de que a veces son las mismas personas quienes pertenecen simultáneamente a éllas y, si no son las mismas, aparecen como promotoras por un lado y como cooperadoras necesarias por otro, si utilizamos un vocabulario al uso en el articulado de nuestros códigos jurídicos. Es un grave problema social el que tenemos con nuestras élites, dado el grado de alienación y baja exigencia electoral de la ciudadanía ensimismada por unas pautas consumistas dictadas precisamente por las clases dirigentes en su propio beneficio, incapaz, dado su analfabetismo en la práctica del análisis político, de discernir que actuaciones responden al bien común ( respetando el medio ambiente y la ecología, la memoria de oficios y usos tradicionales readaptados seriamente a las necesidades actuales del habitante de la montaña, de quien vive in situ sobre el terreno ) y cuales otras responden al beneficio particular de unas pocas personas compinchadas en trasuntos de dinero y política. Es triste pero es así y no hace falta irse muy lejos, ni subir a la montaña, para encontrar ejemplos al alcance de la mano.

  3. Sobre el urbanismo español, uno de los mejores y que más ha reflexionado sobre el asunto es el profesor Naredo. Podeís encontrar muchos libros suyos sobre el tema o conferencias en internet como esta:

    http://habitat.aq.upm.es/boletin/n44/ajnar.html. Os dejo con el último párrafo de esta conferencia «El modelo inmobiliario español y sus consecuencias» impartida en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid el mes de marzo de 2010. » Tras la visión crítica del pasado auge especulativo subyace la pugna por mantener vivo el tejido social compuesto por relaciones de solidaridad, afinidad y simpatía hacia nuestros congéneres, frente a su destrucción y sustitución por una cadena de relaciones interesadas serviles y/o despóticas. En el fondo se trata de evitar que los valores de ese capitalismo especulativo —el éxito pecuniario, la pelea competitiva, el afán de lucro, de explotación, …— y su actual proyección oligárquica acaben arrasando los sentimientos de amistad y solidaridad y haciendo realidad en nuestro país esa utopía social negativa que Hesiodo (v. 180-190), en Los trabajos y los días, identificaba con el fin de la especie humana. Pues, en sus célebres versos, nos recuerda que ese final vendrá «cuando se destruyan las relaciones de hospitalidad, amistad, fraternidad, … cuando incluso a los padres, tan pronto como envejezcan, se les muestre desprecio, cuando nadie se atenga ya a su palabra dada en favor de lo bueno y lo justo, …cuando la conciencia no exista y el único derecho sean el dinero y la fuerza». «

  4. No conocía la tesis del profesor Naredo, aunque si conozco la de Albert Boadella, cómico. Para quien el modelo urbanístico de estos años anteriores ha consistido en el «feismo» . Hay que reconocer que la mayoría de las iniciativas  que se han hecho han sido feas de collones…
    Basta con viajar por Europa y ver como se urbaniza y edifica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here