Más de 70 sacerdotes oficiaron el funeral por mosén Leminyana. Foto JLP.La sociedad civil y eclesiástica despidió ayer en Estadilla a mosén José María Leminyana (Barcelona 1925-Barbastro 2009) en un funeral celebrado en la parroquial de la esta población somontanesa donde creció y pasó junto a su hermana sus últimos días.

La misa funeral, celebrada por el obispo de la diócesis Barbastro-Monzón, Alfonso Milián, contó con la presencia de más de setenta sacerdotes de las dos obispados altoaragoneses, el de Zaragoza y el de Lérida, así como una multitud de vecinos, especialmente de Roda de Isábena, dónde fue párroco durante más de treinta años. La Catedral de Roda, a la que Leminyana dedicó tanto trabajo, lo despedirá el próximo 29 de noviembre con una misa funeral a las 12 h.

El obispo Alfonso Milián presidió el funeral por mosén Leminyana. Foto JLP.La clase política estuvo representada por el director general de Patrimonio del Gobierno de Aragón, Jaime Vicente, en representación del presidente Iglesias y de la consejera de Cultura, María Victoria Broto, el presidente de la DPH y alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, los alcaldes de Estadilla y Roda de Isábena, Jaime Facerías y Alberto Lamora, y el Justicia de Aragón Fernando García Vicente, quien definió a Leminyana como “un hombre irrepetible, sencillo y muy inteligente, muy flexible y al mismo tiempo muy terco en la defensa de sus causas. Ha hecho una labor impresionante en la defensa del patrimonio y de la diócesis de Barbastro-Monzón y ha sido un buen pastor”.

Vecinos de Estadilla y Roda acudieron al entierro. Foto JLP.En la homilía, el obispo Milián destacó su “carácter y entrega”. “Nunca vivió pasa sí, nada retuvo para sí y vivió para los demás. Restauró la catedral de Roda y las iglesias vecinas, piedra sobre piedra -afirmó el obispo-. Era un buen y barato restaurador que pasaba del altar al andamio. Su principal esfuerzo fue la restauración de la iglesia viva, de la comunidad y cómo le querían. Era como un padre desprendido de todo”.

Milián, que lo calificó como un “sacerdote ejemplar”, también subrayó su trabajo decisivo junto al obispo Ambrosio Echevarría en la inclusión de las poblaciones de la Franja altoaragonesa dentro de la diócesis de Barbastro-Monzón.

Al obispado altoaragonés llegaron las condolencias por el fallecimiento de Leminyana del anterior obispo Juan José Omella, del obispo emérito de Zaragoza Elías Yañez, los obispos eméritos de Lérida Ramón Malla y Javier Ciuraneta y el actual Joan Piris.

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here