ESTA HISTORIA VA CONTIGO

El grupo popular en el Ayuntamiento de Barbastro ha presentado una moción para el pleno que se celebra este martes por la que piden la creación e instauración de un “Código Ético o de Buen Gobierno, Municipal”, basado en las directrices y trabajos elaborados por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y en los ya existentes en otras ciudades. Además proponen que todos los concejales del Ayuntamiento de Barbastro se comprometan de forma pública e individual a no recibir ningún tipo de regalo o dádiva, de personas físicas o jurídicas, que tengan cualquier tipo de relación comercial o económica, directa o indirecta, con el Consistorio.

Concejales del Ayuntamiento de Barbastro durante un pleno. Foto R.S.La propuesta viene a colación de las últimas noticias que se han producido en los últimos meses relacionadas con la entrega de regalos a la clase política por parte de empresarios y que están poniendo en duda el buen hacer y la honradez de la clase política en general. Estas circunstancias están afectando especialmente a la imagen y la credibilidad de la labor que desarrollan las Corporaciones Locales.

Desde el PP apuntan que desde colectivos e instituciones sociales, económicas y políticas, se está comenzando a debatir que se deberían tomar medidas, encaminadas, por ejemplo, a Reformar el Código Penal con endurecimiento de las sanciones, dotar de una mejor financiación a las Corporaciones Locales, reformar la Ley de Financiación de Partidos, reformar la Ley Electoral, fortalecer el papel fiscalizador del Tribunal de Cuentas, reformar la Ley de Bases de Régimen Local, establecer cambios en la Ley de Incompatibilidades, la creación de un Registro de Intereses y dotar de más poder fiscalizador a la oposición.

Paqui Olivares y Ángel Solana, concejales del PP de Barbastro. Foto R.S.Asimismo señalan que se están proponiendo e instaurando, tanto a nivel de empresas privadas, como de Instituciones Públicas los “Códigos Éticos” o “Códigos de Buen Gobierno”. Recientemente la Asociación para la Defensa de la Función Pública, compuesta por funcionarios de la DGA, en su mayoría, proponía al alcalde de Zaragoza, la creación de un “Código de Buen Gobierno”, cómo ya se había hecho en Madrid o San Sebastián y en la línea de los criterios de trabajo que se desarrollan en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). “La respuesta era muy positiva, según dicha asociación, por parte del alcalde de Zaragoza, no así por parte de algunas otras Instituciones a la que también se les hizo la propuesta, como por ejemplo la Diputación Provincial de Teruel, la Diputación Provincial de Huesca o el propio Ayuntamiento de Huesca”, afirman los populares.

Igualmente en el mundo empresarial se están estableciendo “Códigos Éticos”, puesto que las compañías no ven con buenos ojos, por ejemplo que sus empleados acepten regalos de un cliente, como agradecimiento por los servicios prestados. Sin ir más lejos compañías como BMW, Siemens, Coca-Cola o Schindler, tienen “códigos de conducta”, que prohíben o limitan la recepción de regalos por parte de sus empleados, realizando auditorias internas y estableciendo mecanismos de control.

En otro países europeos, como Dinamarca, se aplica una política de “tolerancia cero” y sólo permiten regalos de cortesía (una tableta de chocolate, un libro o una botella de vino, por ejemplo) regulado en un Código Ético. En Londres hay un registro de regalos que puede ser consultado en la Red por cualquier ciudadano y ver qué persona, empresa o institución, ha regalado algo a algún cargo público y qué se les ha regalado y su valor. Y en EEUU existe la Oficina Ética del Gobierno (OEG) con total independencia y amplísimos poderes, que controla y regula las declaraciones de intereses de los altos cargos y elabora códigos de conducta. Existe igualmente una limitación de 20 dólares, en el valor de un regalo que puede recibir un cargo público.

“Si bien los códigos de conducta o de buen gobierno no constituyen una solución definitiva a los problemas de integridad en el funcionamiento de las Instituciones, son un elemento importante de la estrategia en materia de ética pública, y por ello debe favorecerse su implantación en las Entidades Locales de nuestra Comunidad Autónoma”, aseguran.

Para los populares, esta incorporación de Códigos Éticos o de Buen Gobierno, “no son sólo una necesidad, sino una exigencia unánime en la actualidad, por parte de todos los ciudadanos, por lo que, desde Barbastro, creemos que deberíamos comenzar a trabajar e incluso ser pioneros en Aragón, en la instauración de un “Código Ético Municipal”.

TIENDAS ONLINE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here