cine

Según Fernando Broto, nuestro particular experto en el séptimo arte, “Lo mejor de la película, es sin duda, la fotografía de Marcel Zyskind que ayuda al director a, como hace a menudo, convertir la ciudad en un personaje más, desde luego el más interesante