Autor: Jaime Montserrat

Los meses de verano son en nuestras latitudes un tiempo caluroso, en ocasiones de calor intenso, agobiante, con temperaturas diurnas tórridas y noches en las que apenas refresca. Esto es variable, según los años, pero se tiene la percepción de que una de las consecuencias del cambio climático es que actualmente, en los veranos hace más calor que “antes” y que, además, los calores veraniegos se anticipan al verano astronómico y las temperaturas cálidas se prolongan hasta entrado el otoño. Fácilmente generalizamos y se oyen comentarios del estilo de: ¡nunca habíamos pasado tanto calor!. Todo entra en la lógica del…

Leer Más